Científicas en la sombra: Esther Lederberg

Esther Miriam Zimmer nació en el Bronx en 1922. Vivió muy pequeña junto con sus hermanos la Gran Depresión, su comida era a menudo un trozo de pan sobre el que su madre esparcía el zumo de un tomate.

Fue una alumna que destacó en sus estudios. Recibió una beca para estudiar bioquímica en el Hunter College, en Nueva York, donde se graduó en 1942. En 1944 obtuvo una beca en la Universidad Stanford como ayudante de George Wells Beadle. Durante su estadía en Stanford trabajó con Edward Tatum, de Yale, en genética bacteriana y obtuvo su título de maestría en 1946.

Se casó con Joshua Lederberg en 1946, tras lo cual comenzó a trabajar en su doctorado en la Universidad de Wisconsin. Su tesis fue sobre el control genético de mutabilidad en la bacteria Escherichia coli.

Fue una pionera y toda una experta en el campo de la microbiología y genética bacteriana haciendo grandes descubrimientos que permitieron avances increíbles.

Fue la primera en aislar el bacteriófago lambda. ¿Que es un bacteriófago?

Es un tipo de virus que infecta a bacterias desarrollando dos ciclos; el lisogénico en el cual el virus integra su material genetico en el de la bacteria (Esto es importantísimo para la ingeniería genética) o el ciclo lítico en el cual el virus desarrolla las partes necesarias para generar mas virus y cuando estos están listos saldrían de la bacteria matando a esta.

Este fago infecta a E.Coli y gracias a su estudio conocemos lo que es la transducción especializada y así se pudo estudiar los mecanismos de resistencia bacteriana.

Esther y Joshua Lederberg junto con las placas de Petri.

Esther y Joshua Lederberg junto con las placas de Petri.

Sus descubrimientos no se quedan en esto:

El Factor de fertilidad ( factor F) es una secuencia bacteriana de ADN que permite que una bacteria pueda producir un pelo sexual necesario para la conjugación, todo ello necesario para su reproducción.

Y el método de replicación en placa, a pesar de que ya existían otros métodos eran menos eficaces, y no resolvían el problema de reproducir colonias bacteriales en masa con la misma configuración que tenían en la placa de Petri de la que se partió. Esta técnica en realidad es “muy sencilla”; construyó un "sello" de la misma medida que la placa de Petri de terciopelo de algodón esterilizado. Las fibras del terciopelo que clavaban en la placa y se frotaba el sello en la placa nueva lo que conseguía inocular las bacterias y colonias en la misma posición que en la placa original. Un año después, ella y su marido publicaron un artículo detallando la metodología. Aunque la idea había sido de ella, el primer autor del artículo fue su marido

Se retiró de su puesto en el Departamento de Microbiología e Inmunología de Stanford en 1985, pero continuó dirigiendo el PRC, Plasmid Reference Center (PRC) que ella había fundado entre 1976 y 1986.

Pero no todo fue estupendo para ella. A pesar de sus grandes contribuciones y si genialidad sufrió  discriminación por el hecho de ser mujer y no solo al principio de su carrera, en los años 70 la Universidad de Standford por "cambios en su política" la pasaron de Científico Senior a profesora adjunta, el cual es un puesto por debajo del que tenia.