El ADN gallego es el más africano de la Península Ibérica

Un estudio genético de la Universidad de Santiago y de la de Oxford ha analizado a más de 1400 individuos para buscar las huellas de las grandes migraciones de la Península en su ADN. Los resultados se publicaron la semana pasada en la revista Nature Communications.

“La Península Ibérica es lingüísticamente diversa y tiene una historia demográfica compleja, que incluye un período de siglos de dominio musulmán…Estudiamos la estructura genética de escala fina de su población y los impactos genéticos de eventos históricos, aprovechando métodos estadísticos poderosos basados en haplotipos para analizar 1413 individuos de toda España. Detectamos una extensa estructura poblacional a escala fina en escalas extremadamente finas (por debajo de 10 Km) en algunas regiones, incluida Galicia” Nature.

Las mayores diferencias genéticas se encontraron en dirección este-oeste, es decir, como si cortáramos la Península de manera horizontal. Y os estaréis preguntando ¿Por qué? Aquí tenemos que pasarnos un poquito por los artículos de Alex y analizar la historia ya que los movimientos históricos de la población, fundamentalmente en el período de la reconquista, se produjeron de norte a sur. Lo que nos indican estos resultados es qué las migraciones de siglos de antigüedad asociadas con la conquista musulmana y la posterior Reconquista han dado forma a la genética moderna de la península.

Mapa genético de la Península. Nature

Mapa genético de la Península. Nature

¿Qué vieron en Galicia?

identificaron la presencia de hasta un 10 % de ascendencia del noroeste de África en los habitantes modernos de la península. Estiman que este ADN dataría de alrededor de los años 860-1120, un período de migración de población procedente de la actual Marruecos durante el dominio musulmán de España. Estudios previos realizados por el grupo de Ángel Carracedo ya habían revelado que Galicia, fundamentalmente, y León eran las zonas de la península con un mayor legado genético procedente de Marruecos. Y algo parecido ocurre en Portugal.

«¿Por qué ocurrió? Es algo que tendrán que explicar los historiadores, pero lo que se sospecha es que los moriscos, después de ser expulsados de España, encontraron refugio en Portugal y de ahí llegaron a Galicia en una migración de sur a norte», apunta Carracedo a La Voz de Galicia.

Este descubrimiento también nos ayuda a seguir investigando las mutaciones que existen en zonas determinadas de nuestra comunidad, como por ejemplo, la Ataxia de la Costa da Morte. Ahora solo podemos esperar a ver que nuevos caminos nos abre este descubrimiento tan interesante de nuestra comunidad autónoma.