Síndromes raros: Síndrome de Otelo.

También se le conoce con el enrevesado nombre de Celotipia o Celos monosintomáticos. Este trastorno se caracteriza porqué el afectado piensa que su pareja le es infiel, como en la famosa obra de teatro de Shakespeare, Otelo, en la que el personaje de Iago engaña a Otelo y Cassio haciéndoles creer que el otro se ha acostado con su mujer. 

Este síndrome se puede manifestar tanto en mujeres como en hombres pero es más común en estos últimos. 

La persona que lo padece siente que su pareja le está engañando con otro pero sin tener ningún dato racional que confirme su teoría. Así comienzan a revisar objetos personales de su pareja como puede ser el móvil u ordenador para "encontrar pruebas" que confirmen sus sospechas aunque estaría mejor llamarlo paranoias.

sindrome-otelo-celos-655x368.jpg

Esta obsesión enfermiza le hace ver pruebas donde no las hay o cambios en el comportamiento o en los hábitos de su pareja de manera irracional, todo para confirmar sus delirios. ¿Qué puede desencadenar estos delirios? Pues cosas de los más normales del tipo de cambiar hábitos alimenticios o llegar algún día un poco más tarde de lo habitual. El afectado cree que existe otra persona, "el otro", pero este nunca llega a tener un rostro ni unas características faciales claras, es una sombra.

Las causas de este síndrome son una mezcla de biología y aspectos culturales ya que se tiende a románticas los celos y se fomenta el amor posesivo.

Su tratamiento principal es la terapia psicológica e intentar concienciar al paciente de que su conducta es fruto de un delirio y de un comportamiento totalmente irracional.