El arte y la medicina: Cupido durmiendo, Caravaggio.

Michelangelo Merisi da Caravaggio (Milán, 29 de septiembre de 1571-Porto Ércole, 18 de julio de 1610) es considerado como el primer gran exponente de la pintura del Barroco.

Paolo Pozzilli, un endocrinólogo del Campus Biomédico de la Universidad de Roma, experto en diagnósticos retrospectivos preguntó a 86 endocrinólogos italianos —67 de adultos y 19 pediátricos— qué enfermedad podría estar presente en Cupido durmiendo, de Caravaggio. Los resultados de su encuesta se publicaron el pasado enero en Endocrine Practice y revelaron división de pareceres. “El hipopituitarismo —falta de hormona del crecimiento— fue la respuesta más común” de los endocrinólogos de adultos, dice Pozzilli, “mientras que los pediátricos diagnosticaron raquitismo” (déficit de vitamina D). “Incluso si hoy le hiciéramos un análisis de sangre a ese Cupido tendríamos algunas dudas sobre el diagnóstico, porque el hipopituitarismo puede asociarse con raquitismo y hasta podría ser una combinación de ambos”.

El hipopituitarismo es una enfermedad donde existe una disminución de las hormonas que secreta la glándula hipófisis. Esta disminución puede ser primaria (por ausencia o destrucción de las células hipofisarias) o secundaria (por déficit de estimulación, por alteración del hipotálamo o por sección del tallo hipofisario). Los síntomas comienzan cuando se ha destruido el 75% de la glándula, mientras que el déficit total aparece cuando la destrucción es inferior al 90%.

La hipófisis es una de las glándulas más importantes por no decir la más importante de todas ya que controla gran parte de la producción de hormonas de otras glándulas del organismo.

Caravaggio_sleeping_cupid.jpg

Las manifestaciones de esta enfermedad van a depender, como os digo la hipófisis controla la producción de gran parte de las hormonas, de cual es la hormona que está en deficit, de la edad, el tiempo y la extensión de la afección. Este hipopituitarismo puede ser global, déficit total de hormonas hipofisarias secretadas por la glándula o parcial, déficit de dos o más hormonas hipofisarias. Es selectivo o aislado si solo hay una hormona hipofisaria afectada.

Sus síntomas generales son diversos: cefalea, astenia, anorexia, pérdida de peso, alteraciones en la visión, etc. Pero también existen síntomas específicos que van a depender de la hormona u hormonas afectadas. Por ejemplo, y en referencia al Cupido de Caravaggio, en hombres, si la disminución de hormonas son las sexuales, es decir si existe un hipoandrogenismo secundario hay disminución de la libido y disfunción eréctil, atrofia testicular, disminución de la fuerza muscular, entre los más importantes. En ambos sexos se pierden los caracteres sexuales secundarios. Si el déficit de GH (hormona somatotropa u hormona del crecimiento): suele ser la primera manifestación de panhipopituitarismo en niños. Estos niños serán mucho más bajos que la mayoría de los niños de la misma edad y sexo. Tendrá proporciones corporales normales, aunque la contextura corporal puede ser gordita. A menudo, la cara del niño se ve más joven que otros niños de la misma edad.