Al final, soy narcoleptico

¿Estáis ahí? ¿Y seguro que el cerebro os da para leer? Si es así... nos alegramos! porque nos llena de orgullo iniciar 2017 con la única persona del equipo que sí, que es narcoléptica, y que normalmente nos ayuda con muchísimas cosas... excepto con escribir. Y esta vez, ouuu yeahhh, se ha lanzado con un texto que nos viene genial para empezar nuestro año. Ahí lo dejamos!

"Con esto de empezar el blog he ahondado bastante en el tema de la narcolepsia, así que os voy a ir contando las reflexiones y los avances con respecto al diseño del blog... pero también con respecto a lo personal.

Y es que leyendo en foros/blogs de narcolépticos he encontrado varios posts sobre las diferentes formas de narcolepsia. Porque se puede manifestar de varias maneras: cataplejia, alucinaciones hipnagógicas o hipnópompicas (visiones en la transición vigilia - sueño / sueño - vigilia), parálisis del sueño, etc.

Desde hace años sufro en silencio parálisis del sueño, pero hasta ahora que he leído sobre el tema no ponía nombre a lo que me pasaba y ha sido en plan BAAAAAAAM TIENES NARCOLEPSIA. Que cool soy.

De repente, 'despiertas' con una sensación horrible de miedo y ansiedad, sonido de sirenas (ruidos como de fiesta) y eres incapaz de moverte. Si consigues aguantar esa fase, que puede durar desde 5 segundos hasta 1 minuto (en mi caso), entras en una especie de estado onírico en el cual sufres lo que es conocido como desdoblamiento.

En este estado inconsciente he llegado caminando hasta el salón de mi casa... y en mi próxima experiencia quiero ir a la habitación de Vegas y darle una colleja o tirarme un cuesco astral en su cara.

Pero esto no es nada raro: he encontrado testimonios en blogs de narcolépticos que relatan historias exactamente como las mías. ¿Es para flipar o no es para flipar?

Soy algo asi como Brandon Stark... el puto amo vamos."