Las mujeres son guerreras (XXIII): Mavia, la reina que derrotó a los romanos

Mavia fue una reina árabe que gobernó una confederación de tribus en el sur de Siria hacia finales del siglo IV y que atacó a un debilitado Imperio Romano de Oriente hasta el punto de que estos tuvieron que buscar la paz con ella y convertirla en una poderosa aliada.

Mavia o Mawiyya descendía de un pueblo árabe, los tanukh o sarracenos, que un siglo antes había llegado desde el sur de la península arábiga empujado por el crecimiento del Imperio Sasánida de Irán y que habían formado una confederación de tribus, estableciéndose en Alepo y pasando a estar bajo el mando romano oriental como foederati que gobernaba la zona.

 El Imperio Romano Oriental en esa época

El Imperio Romano Oriental en esa época

Al-Harawi era el rey y el esposo de Mavia, pero este murió en el 375 sin descendencia, por lo que ella se quedó al frente de la confederación, pero no estaba dispuesta a ser una reina cualquiera, y empezó a organizar a los suyos para atacar toda la zona del Levante, en manos romanas desde hacía siglos. Todo el conflicto parece venir de un problema religioso, los tanukh eran cristianos (faltaban 300 años para la llegada del Islam) que se habían convertido hace poco. Pero en Constantinopla gobernaba el emperador Valente, que era arriano (una corriente del cristianismo que no creía en la Santísima trinidad) y despreció la petición de los tanukh de que se les designara un obispo cristiano, insistiendo para que aceptaran uno arriano.

Mavia, aunque hay dudas de que fuera cristiana, y su pueblo se sintieron insultados, dejaron Alepo y se internaron en el desierto, donde fueron sumando para su causa a un montón de pueblos. Copiando, quizás sin saberlo, a la reina Zenobia un siglo antes, se lanzó contra las fronteras imperiales en el 378. Con ella al frente de sus ejércitos, llegaron hasta Arabia, Palestina y Fenicia para después ir hacia Egipto, en todos sus enfrentamientos derrotaron a los legionarios romanos. Su ejército, que llevaba mucho tiempo sirviendo como auxiliar de los romanos y conocía sus tácticas, se basaba en la movilidad de sus tropas de caballería ligera, que hacían guerra de guerrillas a los romanos, que no podían contrarrestarlos.

 El emperador Valente

El emperador Valente

Tras la derrota de las tropas del gobernador romano y el posible levantamiento de toda la zona a favor de Mavia, una segunda fuerza legionaria fue enviada, pero volvieron a caer ante la táctica móvil del ejército de la reina. A los romanos no les quedaban aliados en la zona, ya que en el último siglo a los aliados que usaban cuando tenían problemas eran a los propios tanukh.

A los romanos, que se tuvieron que tragar todo su orgullo machista tras ser derrotados tan contundentemente por una mujer, no les quedó más remedio que pactar con ella o perder todo el territorio. Se nombró obispo a San Moisés, el primer obispo árabe en esas tierras. Y los tanukh volvieron a ser aliados de Roma, para sellar el pacto, Mavia casó a su hija Khasidat con Víctor, uno de los mejores militares de su época.

Y como parte del acuerdo, en cuanto estalló la Guerra Gótica, envió a sus jinetes a ayudar a los romanos en Tracia contra los godos, pero estos aplastaron a los primeros en la Batalla de Adrianópolis, donde el emperador Valente murió. El nuevo emperador, Teodosio I, cedió mucho poder a los godos, en detrimento de los árabes, que se levantaron en el 383, pero esta vez no tenían de líder a Mavia, y fueron derrotados, los tanukh perdieron el favor romano que pasó a otra tribu árabe, los salīḥids.  

 Cuadro sobre la Batalla de Adrianópolis

Cuadro sobre la Batalla de Adrianópolis

Mavia murió en el 425 en Anasartha (actual Khanasir) cerca de Alepo.

*la foto de portada es del videojuego Total War: Anibal, donde los tanukh son una facción jugable