Las Mujeres son Guerreras (XVI): Sun Shang Xiang, peligrosa como pocas

Sun Shang Xiang, conocida como Lady Sun, fue la hija de Sun Jian, descendiente de Sun Tzu, un importante señor de la guerra que le enseñó las artes de la lucha desde pequeña. Luchó con su padre y hermanos para convertir a los Wu en emperadores.

Nacida sobre el 189, era la hija menor del poderoso caudillo Sun Jian, que reconociendo su fuerte carácter, la entrenó desde pequeña en todo tipo de artes marciales y armas, junto con sus damas de compañía, tan peligrosas como ella, para convertirla en tan buena soldado como el resto de sus hermanos.

 Lady Sun en el Romance de los Tres Reinos

Lady Sun en el Romance de los Tres Reinos

El periodo que le tocó vivir, aunque muy popular en la tradición china, fue un periodo sangriento lleno de disputas y guerras (su padre moriría en una de ellas) entre los tres reinos que se habían repartido el poder, el reino de Wei, el de Shu y el de Wu oriental
Tras la muerte de su padre, su hermano mayor, Sun Ce, tomó el mando y consiguió poder suficiente para establecer de forma definitiva al reino de Wu, pero moriría poco después asesinado, así que fue su hermano, Sun Quan, el que pudo disfrutar de los esfuerzos de su padre y hermano, convirtiéndose en el primer emperador Wu.

 China durante el periodo de los Tres Reinos

China durante el periodo de los Tres Reinos

Cómo las luchas eran continuas, Sun Quan, en un intento de establecer una alianza, decide casar a su hermana con Liu Bei, emperador Shu. Al parecer, y esto es más leyenda que realidad, la intención de Sun Quan era tenderle una trampa a Liu Bei cuando viene a buscar a Sun Shang Xiang, pero cuando iba a ser apresado es ayudado por Sun Shang Xiang y los dos consiguen escapar y huir del reino de Wu.

Pero Lady Sun, que contaba con unos 20 años por entonces, no iba a permitir que nadie la dominara, y a pesar de que aceptó casarse y que parece que estaba enamorada de Liu Bei e incluso se hizo cargo del hijo pequeño de un matrimonio anterior, Liu Shan, siguió mostrándose independiente y peligrosa, hasta el punto de cuentan que Liu Bei iba aterrorizado a visitarla, ya que no se fiaba del carácter de su mujer ni de sus 100 damas de compañía, todas entrenadas en la lucha y con muy malas pulgas, un pequeño ejército que siempre la protegía.

 Retrato de Liu Bei

Retrato de Liu Bei

Sólo dos años después el matrimonio se rompió. La tensión fronteriza entre las dos potencias era demasiado y al final, Liu Bei atacó posiciones de los Wu. Lady Sun decidió volver con su hermano, ya que jamás se consideró parte de los Shu. Intentó llevarse con ella al pequeño Liu Shan, pero los dos generales del emperador, Zhao Yun y Zhang Fei, salieron a su encuentro y consiguieron detenerla y antes de que corriera la sangre, llegaron a un acuerdo, ella se podía marchar, pero el niño se tenía que quedar. Esto demuestra el poder de Lady Sun, para que incluso dos generales decidieran pactar antes de tener que luchar con ella. Liu Shan llegaría a ser emperador a la muerte de su padre, pero poco le duraría el trono, perdiéndolo contra los terceros en disputa, los Wei.

Sun Shang Xiang volvió con su hermano y nunca volvió a casarse. Siempre permaneció leal a su hermano, luchando a su lado. La leyenda cuenta que cuando se entera de que Liu Bei muere en batalla, ella, que siempre lo quiso a pesar de todo, decide irse a un bosque y allí se suicida tirándose a un río.