AlexComment

Las extinciones (I): Ordovícico-Silúrico.

AlexComment
Las extinciones (I): Ordovícico-Silúrico.

Hoy vamos a inaugurar una nueva serie de artículos: ¡Las extinciones! Seguro que a todos os suena, la última, la de los dinosaurios o de la que estamos a punto de conseguir nosotros con nuestro trato irresponsable hacia la fauna y flora actual.  Pero estas no fueron las únicas veces que la Tierra estuvo a punto de quedarse sin habitantes de ningún tipo. Vamos a hacer un repaso. Empecemos por la primera, hace 439 millones de años.

La Tierra de hace 439 millones de años se parecía poquito a la actual. Todos los organismos complejos vivían aún en el mar ya que el aire era prácticamente irrespirable, con un 32% menos de oxígeno en la atmósfera. En la tierra apenas había algunas plantas. Los mares eran poco profundos, sobre todo en la zona más cercana a la tierra y en ellos es donde se desarrollaba la mayor parte de la vida, que estaba formada por trilobites, escorpiones marinos, graptolites, orthoceras, etc.

Y como última curiosidad, durante este periodo, la Tierra giraba mucho más rápido sobre si misma que en nuestra época, lo que provocaba que los días durasen sólo 21 horas.

Y entonces, durante un periodo entre 500.000 y 1 millón de años desaparecieron el 85% de las especies ¿Y qué es lo que sucedió? Pues hay dos teorías.

Un Orthoceras, uno de los mayores depredadores de la época

Un Orthoceras, uno de los mayores depredadores de la época

La primera defiende que el inicio de una larga edad de hielo afectó a las zonas costeras, donde vivían la mayoría de las especies. Parece que fue debido a que el supercontinente de Gondwana se empezó a desplazar hacia el polo sur. Se formaron enormes glaciares que provocaron que el nivel del mar descendiera y esto trajo como consecuencia el cambio de las corrientes marinas que afectaron a los nutrientes y a la cantidad de oxígeno de los mares, esto provocó que muchas especies no pudieran adaptarse y murieron, ocupando su nicho biológico los supervivientes, pero unos cuantos miles de años después, la situación dio un vuelco, Gondwana empezó a derivar de nuevo hacia el ecuador, lo que provocó que el nivel del mar aumentara, volviendo a trastocar todo y provocando que de nuevo, otra gran cantidad de especies no sobrevivieran. Vamos, que entre subidas y bajadas de los océanos, se liquidaron al 85% de las especies.

El Supercontinente de Gondwana

El Supercontinente de Gondwana

Pero hay otra teoría, mucho más arriesgada. La explosión de una estrella supernova cercana mandó un pulso de rayos gamma (los de Hulk) hacia la Tierra, apenas duró 10 segundos, pero fue suficiente para prácticamente destruir la capa de ozono y matando a casi todos los animales que habitaban en los mares poco profundos. Pero esto no acaba aquí, sino que aún fue peor, al no haber atmósfera, los rayos UVA penetraron en el planeta que cocieron al planeta. Y no acabó ahí, los rayos gamma provocaron la liberación de gran cantidad de gases de nitrógeno, que rodearon al planeta y lo enfriaron, dándole la puntilla de muerte a muchas especies que habían conseguido sobrevivir al anterior ataque. Se cree que este tipo de extinción podría llevar de 1 a 1000 años, siendo, en el mejor de los casos, rapidísima.

Supernova de Kepler SN-1604 (Esta no fue la que causó el daño a la Tierra)

Supernova de Kepler SN-1604 (Esta no fue la que causó el daño a la Tierra)

 Sea como fuera, esta extinción provocó que especies más pequeñas ocuparan el nicho de los grandes depredadores de esta época. Estas especies fueron los precursores de los anfibios, reptiles e incluso de los primeros mamíferos.