Todas las vidas de Jack el Destripador (I)

Jack el Destripador debe ser uno de los personajes más conocidos del mundo, sus asesinatos y toda la repercusión que provocó llegan a nuestros días, donde sigue siendo un auténtico fenómeno de masas que despierta gran interés… Pero a pesar de todo, o quizás gracias a eso, lo que no está claro es quien fue realmente, por eso vamos a empezar haciendo un repaso a sus posibles identidades.

Empecemos por el que, si llega a ser él, hubiese creado el mayor revuelo en su época. El príncipe heredero Alberto Víctor, hijo de Eduardo VII y nieto de la reina Victoria. Esta teoría sólo apareció en 1970, hecha tras una investigación del doctor Thomas Stowell. Básicamente viene a decir que el joven príncipe, por aquellas fechas tenía 28 años, era un putero que pilló la sífilis y por su culpa se le fue la olla. Era un experto cazador, lo que casaría con las heridas provocadas a las víctimas de Jack. La policía de palacio lo detuvo y escondió la autoría de los crímenes, ya que hubiese supuesto un duro golpe para la monarquía. Fue atendido por el médico de la corte, William Gull (del que ya hablaremos más tarde), que consiguió curarlo, pero su cerebro ya había quedado muy afectado y al final sucumbió a la enfermedad en 1892, poco después de que cesaran los asesinatos.

 El Príncipe Alberto Víctor

El Príncipe Alberto Víctor

James Maybrick, un comerciante de algodón de la época, este es uno de los últimos en ser incluido en la lista de posibles. En 1993 apareció un diario en manos de un coleccionista que lo consiguió de una manera bastante dudosa donde el propio Maybrick confiesa ser Jack el Destripador. El diario es del año 1888-89 y al parecer apareció en la renovación de un viejo caserón que le había pertenecido, pero todas las personas que podrían confirmar su procedencia estaban ya muertas cuando se publicó su existencia. Evidentemente hay muchas dudas sobre esta teoría, parece demasiado buena para ser verdad, por eso la mayoría de los investigadores no le da validez.

Montague John Druitt, era un abogado, hijo de un cirujano, de buena familia, que desapareció y posteriormente apareció muerto justo después del último asesinato, el de Mary Kelly. El hecho de que sea uno de los posibles Jacks es que su familia sí que creía que podía haber sido él y el policía que lo investigó descubrió un pasado sexual escabroso y además creía que se había suicidado lanzándose al Támesis. Aunque en los años 60 del pasado siglo fue uno de los principales sospechosos, a día de hoy está prácticamente descartado por falta de pruebas.

 Montague Druitt

Montague Druitt

 

Severin Klosowski, aunque prefería ser llamado George Chapman, era un barbero polaco que no fue sospechoso hasta tiempo después de los asesinatos, cuando se le empezó a investigar por la muerte de 3 esposas de forma sucesiva, se le capturó en 1903 y en ese momento la policía lo asoció a los crímenes de Jack, pero es otro de los grandes descartados por los investigadores actuales, ya que el perfil de un envenenador no encaja con el de un asesino sangriento como Jack el Destripador.

Por último, una teoría genial y disparatada. Jack el Destripador fue Lewis Carroll, si, el de Alicia en el país de la Maravillas. Carroll siempre estuvo un poquito desequilibrado y en la época ocasionó algún escándalo, y en 1996 el investigador Richard Wallace, en su libro, Jack el destripador, amigo desenfadado. En el libro cuenta que de forma críptica, Carroll dejó escrito en el libro de Alicia mensajes en los que avisaba de que iba a cometer los crímenes y en la época de los mismos Carroll se mostró muy interesado en ellos. Una teoría realmente sin pies ni cabeza, pero oye, original al menos.

 Lewis Carroll

Lewis Carroll

Esto es todo de momento, me guardo unos cuantos sospechosos para más adelante. Los crímenes de Jack el Destripador aún están por resolver…