Las extinciones (III): Pérmico-Triásico o la Gran Mortandad

Si hubo un momento en el que la vida casi se acaba en la Tierra es este. Ocurrió hace 250millones de años y se llevó por delante al 95% de las especies marinas y al 70% de las terrestres, acabando de raíz con numerosas especies y reduciendo drásticamente la biodiversidad del planeta.

La mayor extinción jamás ocurrida en la Tierra sucedió en un plazo corto (hablando en años del planeta claro) de menos de 1 millón de años, dividida en dos periodos, uno primero más suave y un segundo abrumador para la vida. Afectó a todo el planeta Tierra en general, convirtiéndolo en un fenómeno global.

Hay diferentes teorías sobre que pudo ocasionar la Gran Mortandad: vulcanismo extremo, gases tóxicos, un meteorito, el movimiento de las placas de la litosfera… Cada una podría explicar, pero no del todo, semejante cantidad de especies muertas. Las nuevas teorías apuntan más hacia una combinación de muchas de ellas en un espacio de años corto que hizo más bien complicadilla la vida en la Tierra.

 Volcán en erupción

Volcán en erupción

Para empezar, en Siberia se lió parda con las erupciones, puede que como resultado del movimiento tectónico o incluso del impacto de un meteorito, del que en 2006 se encontraron pruebas de la más que posible caída de un enorme meteorito en la época de la Gran Mortandad en el llamado Cráter de la Tierra de Wilkes en la Antártida, si esto no fuera suficiente o como causa de ello, como dijimos, en las antípodas del cráter, en Siberia se activó todo un complejo volcánico provocado por los seísmos y plumas de manto que ocasionó una súper erupción que originó la región de los Traps siberianos y llenando la atmósfera de gases invernaderos ocasionando un calentamiento global que calentó los mares hasta incluso los 40 grados, provocando la rápida expansión de microorganismos anaeróbicos productores de metano y azufre y también liberando los depósitos congelados de metano de los océanos. Todo esto acabaría con la capa de ozono y haría el aire casi irrespirable.

 Mapa de la Antártida donde aparece la zona del Crater

Mapa de la Antártida donde aparece la zona del Crater

Semejante combo de muerte y destrucción pondría a la vida en la Tierra en un difícil aprieto, sobre todo en los mares, de ahí que apenas sobreviviera en 5% de las especies marinas. Aunque en general resistir a esta etapa parece más cosa de suerte que nada más.

Por si esto todo no fuera suficiente, también hay una hipótesis a sumar a las demás, pero mucho más difícil de demostrar, la explosión de una supernova “cercana” podría haber alcanzado al planeta y haber barrido su superficie, algo extremadamente perjudicial y peligroso para la vida, pero esta hipótesis, que no combinaría con las demás, sería algo muy muy extraño y difícil de que pasara, y más de demostrarlo.

Y a pesar de todo, la vida volvió a surgir con más fuerza si cabe, pero le costó unos cuantos millones de años, pero la Tierra se volvió a llenar de todo tipo de especies animales y vegetales.