Del fast-fashion... a la moda especial, duradera, intercambiable o eco

Hace unos años que las marcas se esfuerzan por mostrar su lado más responsable y eco. Pero en distinguir cuáles lo hacen por convicción y cuáles por greenwashing está el quid.

El departamento de marketing nos habla de productores locales, comercio justo y prácticas sostenibles. Pero si el departamento de producción no adapta sus procesos e incumple esas promesas, a esa desconexión se le llama greenwashing: es todo humo.

A priori, la industria del fast-fashion es muy perjudicial para el medio ambiente y las personas que trabajan en ella. "Lo que no nos cuestionamos –al menos en el momento de la compra- es quién paga el coste real del producto que acabamos de adquirir a un precio irrisorio."

Cada año se producen 100.000 millones de prendas en el mundo. En occidente se compra un 60% más de ropa que a principios de siglo, pero la vida útil de las prendas se ha reducido a la mitad. Para el año 2030, se prevé que el consumo de agua de la industria aumentará en un 50% a 118 mil millones de m3, su huella de carbono aumentará a 2.791 toneladas y la cantidad de residuos que genera alcanzará 148 toneladas.

Pero no podemos estar culpando siempre a las empresas de lo que generan: somos nosotros los que elegimos qué compramos. Os contamos algunas tendencias que apoyan un modo alternativo de comprar ropa:

PRENDAS VINTAGE: el concepto de ir de compras ha perdido la magia de buscar algo único, de ser una búsqueda consciente de una prenda que nos enloquezca y que queramos conservar para siempre. Así lo defiende Nadia Pape, fundadora de Los Feliz:

"No veo qué sentido tiene recurrir a lo nuevo, más allá del capricho o necesidad de inmediatez. Hay ropa de sobra, y además ropa mucho mejor, pues es indiscutible que las prendas vintage están hechas con una calidad mejor y fueron diseñadas pensando en la durabilidad, aspecto que hoy en día brilla por su ausencia".

PRODUCTOS QUE SÓLO TENDRÁS QUE COMPRAR UNA VEZ EN TU VIDA: Si se te rompen constantemente las medias, te va a encantar saber que ya en 1940 la empresa DuPont lanzó las medias de nylon irrompibles... pero las sustituyeron por otras que sí se rompían porque pensaron que, si no, se quedarían sin negocio.

Tara Button ha recogido el espíritu esa primera versión y ha creado una web de productos que tendrás que comprar una sola vez y te durarán toda la vida. Lo que más le ha costado es hacer la selección porque muchas empresas no le querían confirmar la durabilidad de sus productos.

"Pensé, si la gente comprara cosas que están hechas para durar, tendría un impacto muy positivo, tanto desde el punto de vista económico como medioambiental".

LAS BIBLIOTECAS DE ROPA: Básicamente la idea consiste en tener un armario rotatorio. ¿Que se acerca el invierno y te da súper-pereza invertir en otro abrigo que al final no hace más que ocupar espacio? Pues plantéate esto:

Ante esta necesidad creciente de renovar armario constantemente y tener algo siempre que estrenar, aparecen estas tiendas de alquiler de prendas tan peculiares: pagas una tarifa fija cada mes y recibes un paquete en casa con piezas que podrás utilizar durante 30 días. Después, devuelves la ropa y te envían otras prendas distintas, y así continuamente.

MARCAS ECO: Seguro que ya conoces algunas, pero nosotros te damos a conocer estas 10 marcas por un lado, y estas 5 marcas por otro. Desde la apuesta por materiales sostenibles de calidad, hasta la certificación de que las condiciones laborales en que se hicieron son totalmente éticas.

* Este post va dedicado a una amiga que va a conseguir que, al menos en temas de Agua, un gigante de la moda sea cada vez más sostenible ;)

[La imagen del cover es de Filippa K]