Exotismo en los 90s: el vespino Don Algodón

Exotismo en los 90s: el vespino Don Algodón

Como ya veremos cuando repasemos la historia de la publicidad en España, los 90s fueron años muy consumistas: estábamos en plena expansión económica y cargados de optimismo por las Olimpiadas, el turismo etc. Y a la fiebre por comprar contribuían las estrategias de las marcas, que mostraban un mundo aspiracional cargado de logotipos.

Calvin Klein, Panama Jack, Versace, Fila... te ponías ropa de estas marcas y te convertías en un anuncio: los enormes logotipos eran los protagonistas. Tú pasabas a ser la persona que llevaba la marca.

De hecho, creo que nuestros 90s fueron los 50s-60s de eeuu: época dorada en inversión en creatividad, y despilfarro en medios.

Y, entre todo esto, una estrategia empezó a inundar los concesionarios: el co-branding. Más allá de bautizar los modelos con nombres "molones" (Seat Ibiza, Renault Clio Mecano 1992, Volkswagen Golf Mk3 Rolling Stones 1995, Peugeot 306 Roland Garros 1997), se empezaron a vender coches y motos que eran la unión de dos marcas.

Peugeot 205 Lacoste (bueno, éste fue madrugador: de 1987), R5 Blue Jeans (1990), Mini After Eight (1991), Peugeot 106 Pepsi Máx (1991), VW Polo Benetton ("el arlequín", 1994), Twingo Kenzo (1995), Renault Clio Apple (sí sí, de 1997!)... y muchísimos más, pero paro aquí porque me he hartado de leer Forocoches.

Total, que entre todo esto... el vespino Don Algodón!

El Vespino NLX Don Algodón fue una serie limitada (se dice que unas 100 unidades) que salió a principios de los '90 (1992) tras un acuerdo entre Motovespa y la firma Don Algodón. Se servía en dos colores exclusivos, azulón o rosa, y las calcas eran específicas para el modelo con el emblema de las casa textil.

Cuqui no, los 90.