Stradivarius ya existía antes de Zara

Stradivarius se creó en el año 1994 y no fue hasta 1999 que la adquirió el Grupo Inditex.

Su origen está en la necesidad de una familia catalana (Paco y Jordi Triquell) de superar el bache con su antiguo negocio (la cadena Forage). En 1994, gracias a su conocimiento acumulado, lanzan esta alternativa de moda joven y asequible que seguía los principios de rotación de género que ya estaba aplicando Zara. La llamaron "Stradivarius" y fue un éxito rotundo desde el principio.

Inditex, siempre alerta de los movimientos de la competencia, lanzó Bershka como alternativa a Stradivarius en 1998.

Pero ese mismo año a Inditex le llega el chivatazo de que los Triquell van a vender la cadena por enfermedad grave de su fundador. Inditex, que quiere engordar la empresa antes de su salida a bolsa, no se lo piensa y hace una oferta. La operación se cierra en 1999 por 108 millones de euros.

El objetivo estratégico aquí estaba en, por un lado, potenciar la demanda femenina y, por otro, acabar con un serio competidor en el mercado doméstico para su otra enseña Bershka:

A "profundizar en el mercado actual de la empresa" se le llama estrategia de penetración. Pero al "no hacerlo con la marca" Zara, sería una estrategia de marca nueva.

Esto, además, fue un paso importante hacia su estrategia de marcas múltiples como compañía: tras la fusión o absorción de varias empresas independientes, se decide mantener los nombres originales de sus correspondientes marcas. Su ventaja es que permite dirigirte a un público diferente con cada marca, lo que aumenta el alcance de la compañía.

A partir de esa adquisición, tuvieron que reposicionar una de las dos marcas porque en ese momento competían entre si y se canibalizaban las ventas.

Decidieron reposicionar Stradivarius. La dirigieron hacia un segmento de mayor edad, llegando hasta los 30. Tiraron de hábitos y lifestyle y se centraron en la ropa "medio hippy medio disco", que luego evolucionó a "mujeres dinámicas que buscan diseños de vanguardia". Bershka se enfocó 100% en adolescentes y en ser "sexy y provocadora, divertida y colorista".