Cuba y la Publicidad: del Jabón Candado... a Fidel y Adidas

Cuba y la Publicidad: del Jabón Candado... a Fidel y Adidas

Este post hace un breve repaso por las etapas que ha vivido el sector de la Publicidad en Cuba. Ya estaba en nuestro tintero desde que volvimos de la isla hace sólo 5 días, pero esta mañana no hemos podido evitar abalanzarnos sobre su texto para terminarlo y publicarlo al conocer la noticia de la muerte de Fidel Castro.

Iniciamos el repaso con algunas de las litografías de Jaime Valls, un tarragonés que se trasladó joven a La Habana y murió allí en 1955. Sus mejores trabajos datan de la década de 1910, con piezas para la cerveza Tropical, el agua Apollinaris o los famosos almacenes Fin de Siglo. De clara inspiración modernista, sus mensajes rayaban lo meramente informativo, con un estilo de persuasión sencillo y de texto sobrio. Es habitual el uso de figuras femeninas con un estilo art nouveau, hiperrelista e incluso burlesque.

Museo Nacional de Bellas Artes (arte cubano), La Habana - foto propia

Museo Nacional de Bellas Artes (arte cubano), La Habana - foto propia

Y no podemos olvidarnos del Jabón Candado, que en los años 30 lanzó una de las campañas más originales y efectivas de este país: las Villas Jabón Candado. Un grupo de elegantes y modernamente equipadas casas, construidas en diferentes pueblos de Cuba por donde pasa la carretera central del país (sólo una Villa en cada pueblo). Y comprando este jabón (de origen norteamericano, por cierto) entrabas en el sorteo de una de ellas. Se conservan casi todas, como ésta.

De sobra es sabido que tras el triunfo de la Revolución en 1959, el papel de la publicidad en Cuba pasó a ser un canal político y un canal informativo, con ejemplos como éste o éste.  Estos carteles también se han centrado en promocionar el producto cubano, independientemente de la marca que haya detrás. Si bien es cierto que marcas no hay muchas... de hecho es notorio el chistoso claim de la empresa de bebidas Ciego Montero: "Nº1 en cuba".

Cada año, el gobierno actualiza algunos de sus mensajes con acontecimientos y personajes políticos (Chávez, Mandela, Bush, Obama... aún no hemos visto ninguno con Trump).

Sea como sea, la intensidad publicitaria pasó a ser una mínima parte de lo que suponía antes de los años 60, y es que más de 100.000 personas trabajaban en esta industria en septiembre de 1959.

Pero, aún a riesgo de ir contra mi gremio, he de decir que es una gozada pasarse dos semanas sin ver la profusión de vallas, mupis, monopostes, banners, faldones traseros, páginas color, menciones, brand days... y otros soportes que inundan nuestro día a día. Incluso he vivido el cambio de no verlos y no sentir "carencias de consumo"... a volver a España, encender la tele, y ansiar unos donuts a los 5 minutos. Poca broma con la cantidad de impactos persuasivos XXL a los que estamos expuestos.

¿Y qué se ve actualmente en Cuba? Pues verse, poco (leed este análisis del paquete vs la mochila). Más bien oírse: es precisamente la radio el medio en el que más libremente se expresan los negocios particulares. Restaurantes, salas de fiesta, servicios de envío de dinero... son los que habitualmente pueblan las ondas, con cuñas de hasta 40" que no escatiman en detalles.

Acorde con el cambio de legislación sobre el sector privado, se exige en estos momentos el impulso de una cultura publicitaria en la isla y una regulación jurídica que la acompañe. Además, no hay que olvidar que el desembarco de Unilever, Brascuba y otras multinacionales y empresas mixtas está a la vuelta de la esquina (2018).

Hoy, que se conoce la muerte de Fidel Castro, es un nuevo punto de inflexión en la historia de este país y su situación económica. Por eso cerramos este post con la firma de la que se hizo "embajador" en los últimos años: Adidas. Y es que, pese a que desde la marca niegan haberle contratado como influencer... es innegable que Fidel ha hecho promoción de la misma en sus esporádicas apariciones públicas desde que se retiró de la política.

El motivo oficial es que Adidas fue el patrocinador oficial del Equipo Olímpico Cubano en 2012. Sea como sea, podemos encontrar varias tiendas oficiales de la marca en La Habana, Santiago de Cuba... eso sí, los precios están al nivel español (37€ leggins 3/4 3 stripes), lo que los hace prohibitivos para un salario cubano medio.

Tienda Adidas, Habana Vieja - foto propia

Tienda Adidas, Habana Vieja - foto propia