Amazon Books en Seattle: por qué ahora te dejan tocar sus libros

Amazon Books en Seattle: por qué ahora te dejan tocar sus libros

Amazon nos sorprendió a finales de 2015 con su primera librería física en Seattle. Y no porque le vaya mal en ventas ni cotización en bolsa.

De 2014 a 2015 creció un 20% en ventas a nivel mundial, aunque poniéndonos puristas y dado el reducido margen con el que cuentan (2%) podemos decir que se ha recuperado de un 2014 bastante flojo. Y es curioso que la campaña que nos ha sorprendido ver estos meses en medio off como TV (siendo ellos tan on) para promocionar su servicio Premium es un tema clave de compañía: el crecimiento aquí les permite ampliar ese reducido margen que tienen inherente al adn de su marca.

Pero, sea como sea, detrás de esta apertura hay algo mucho menos táctico y más estratégico: aportar un valor diferente al que pueden dar desde la web. Han creado un lugar que estimula que los clientes se sientan cómodos mientras curiosean, con áreas en las que pasarte horas leyendo. Pero también ofrece áreas de encuentro, para comentar los libros y crear Comunidad.

En este sentido, Amazon Books is a store doing the work of a cultural institution (“es una tienda que cumple el papel de institución cultural”).

Podría cerrar aquí: hacerme eco de esta curiosa apertura y las bondades de su marca. Pero a mi hay algo que me escama de todo esto, y que sé que perfectamente se puede justificar con la demanda del consumidor, las idas y venidas del mercado y etc... PERO. Y este pero es muy tremendo: porque Amazon surgió en 1994 y desde entonces han cerrado tantas y tantas librerías...! Y muchas de ellas también ofrecían un bonito y cómodo espacio para curiosear y organizaban clubes de lectura. El único dato que he podido encontrar es que en Reino Unido han cerrado 500 librerías desde 2005 hasta 2014.

En pocas palabras: te cargas el sector de las librerías físicas y, cuando ya apenas quedan competidores, abres tu propia librería física.

Obviamente no es sólo "culpa" de Amazon (los hábitos de consumo cambian) , pero sí se le considera uno de los gigantes clasificados como category killers.

Y dejo lo más retorcidete para el final: las razones de esta apertura en Seattle no son tan cuquis como mencionaba antes de estrategia de marca y crear comunidad. El motivo es estratégico, sí, pero de Ventas. Y es que están pensados como un escaparate de la venta online, sabiendo que la gente mirará y tocará pero al final comprará desde su móvil en la tienda online (showrooming). Además de otras razones que se exponen en este artículo.

Y por si quedaban dudas: se ha filtrado que la idea es abrir de 300 a 400 puntos de venta físicos en EEUU en los próximos años.