Las Debutantes

Con solo diecisiete años, lady Alexandra Stafford no posee las cualidades idóneas para ser una joven debutante en el Londres de la Regencia. Alex posee un carácter fuerte, una lengua afilada y no le gusta nada tener que andar probándose vestidos. Por desgracia, su madre lleva demasiado tiempo esperando a que sea lo suficientemente mayor para formar parte de la vida social londinense y no tiene intención de renunciar a su sueño de casarla con un hombre tranquilo, respetable, rico y... seguramente aburrido. Pero Alex se siente mucho más fascinada por las aventuras que por los romances. Entre pruebas de vestidos, bailes, fiestas y cenas de gala, Alex y sus dos mejores amigas, Ella y Vivi, se ven envueltas en un reto aún mayor, un misterio rebosante de espionaje, asesinato, sospechas... y amor. ¡El romance flota en el aire cuando la temporada comienza!

Mis impresiones y reseña

La novela que os traigo hoy es de Sarah MacLean, después de leerme sus dos sagas (Las reglas de los canallas y Love by numbers) con las que se hizo muy conocida y con las que disfruté muchísimo, me apetecía volver a leer algo de ella. Lo que desconocía es que el libro de Las Debutantes fue la primera novela que escribió. Mientras lo leía no me parecía escrito por la misma autora que las otras sagas, pero en cuanto supe ese detalle todo me cuadró. Con esto no quiero decir que esté mal narrada ni mucho menos, pero sí noté que en sus posteriores escrituras evolucionó notablemente.

El libro es bastante ligero, a mi parecer no es una historia de amor profunda, si no más bien como una amistad de muchos años va transformando el cariño en amor.

Ambientada en la regencia inglesa, está escrita en tercera persona, la mayor parte desde la perspectiva de Alexandra.

Algo que ensalzar del libro es como la autora conmemora una bonita amistad femenina, ya que en muchas novelas que leí fijadas en este período de tiempo abundan las rivalidades y manipulaciones femeninas, mostrando siempre a las mujeres como brujas sin escrúpulos.

También me gustó mucho la creciente atracción entre Alex y Gavin, la manera en la que se iban sintiendo incómodos el uno con el otro se me hizo muy realista.

WhatsApp Image 2017-11-13 at 16.03.56.jpeg

Algo negativo del libro, es la obvia identidad del asesino, del que te das cuenta demasiado pronto. Sarah ahí pudo haber jugado mejor sus cartas y mantenernos con el suspense hasta casi el final. A mi parecer, este echo disminuyó un poco mi disfrute del libro.

"A lady Alexandra Stafford, ni le gustan las fiestas ni los bailes, ella es la clase de chica que no quiere vivir según los estándares de la sociedad. Pero con una madre con tanto carácter le es imposible eludir a dichas "responsabilidades". Alex no quiere casarse por obligación, algo bastante común en la sociedad que la rodea. Sus aficiones y gustos los comparte junto a sus dos amigas, Ella y Vivi.

Cuando el padre del conde de Blanckmoor muere en unas circunstancias un tanto sospechosas, Alex no duda en ayudar a su amigo, el diabólicamente guapo Gavin, a descubrir la verdad.

Junto a los tres hermanos de Alexandra, Gavin es como uno más, todos disfrutaron de una bonita infancia. Pero el tiempo pasa y Alex ya no es una chiquilla, si no que se ha convertido en toda una mujer, lo mismo ocurre con Gavin.

El afecto es mutuo y poco a poco la amistad va dando paso al amor"