La furia del amor

Inglaterra, 1214. La joven Milisant y Wulfric están condenados a contraer matrimonio en cumplimiento de un pacto acordado por los padres de ambos cuando ellos eran niños. A lo largo de su infancia han ido viéndose de vez en cuando, y su relación deja mucho que desear, marcada esencialmente por una mutua aversión. Milisant, rebelde, díscola e independiente, dista mucho de ser la esposa ideal. Sin embargo, Wulfric no duda en salir en su ayuda cuando la ve en peligro, y gradualmente empiezan a cambiar de opinión.

Mis impresiones y reseña

Hace cosa de un año o quizás algo más, RBA sacó una colección completa de todos los libros de Johanna Lindsey. Por ser una de las grandes escritoras actuales de novela romántica histórica decidí hacerme con la colección, ya que me había leído algunos libros suyos y todos me gustaron. Algo que decir de esta recopilación que no me gustó nada son las portadas tan feas que le pusieron... La editorial, algo despistada ejem ejem, muestra a las mujeres que se suponen que son las protagonistas pero al leer el libro nunca coinciden con la descripción que luego la autora, hace de ellas.

El libro que os traigo hoy, no es de los mejores de Johanna, pero sí me pareció entretenido, para pasar un buen rato. Está escrito, principalmente, en tercera persona desde la perspectiva de ambos protagonistas aunque esporádicamente también desde algún secundario.

Johanna, nos tiene acostumbradas a novelas ambientadas en Inglaterra, detrás de sus libros hay una exhaustiva documentación de la época recreando a la perfección el entorno.

 ¡Como me imagino a los protas!

¡Como me imagino a los protas!

Dicen que cuando disfrutas de la lectura el tiempo vuela, pues bien, este libro me duró tan solo un día, eso quiere decir que me entretuvo bastante.

A los oídos del Rey Juan de Inglaterra, más conocido como Juan sin tierra, llega la confirmación de una unión matrimonial (con el beneplácito del difunto Rey, Ricardo I de Inglaterra) que puede desestabilizar su reinado. Con el aporte de la dote ofrecida por el padre de Milisant (una cantidad desorbitada con la que se pueden comprar varios ejércitos) y el poder del Conde de Shefford, al Rey no le queda otra que aceptar lo que un hombre desconocido le ofrece, acabar con ese matrimonio.

Milisant, es una joven que no se contenta con quedarse encerrada con las chicas, aprendiendo a coser, bordar o desenvolverse con gracia en la sociedad y todas esas cosas que no le interesan nada. Lo que a ella le interesaba era lo que se aprendía en los campos y el patio de armas, la belleza de las flechas lanzadas con pulso certero. Una amante de los animales y sobre todo de su independencia y libertad.

Por culpa de un contrato matrimonial con el hijo y heredero del conde de Shefford (íntimo amigo de su padre) ve peligrar todo aquello que posee, por ello buscará todas las posibilidades que tenga para evitar tal compromiso.

Wulfric, lleva años evitando volver al castillo de Dunburh. Después de su primer y único encuentro cuando el era un adolescente y ella apenas una niña a Wulf aún le quedan cicatrices y malos recuerdos. Con mucho pesar y desinterés por su prometida, no le queda otra que cumplir con su palabra e ir a por ella.

¿Surgirá el amor entre los protagonistas ? ¿Se cumplirá la amenaza que recae sobre ese futuro matrimonio? ¿Serán capaces de soportarse? y... ¿Sería capaz Milisant de renunciar a lo que posee?

¡Estas respuestas sólo las sabréis si leéis el libro!

"Si uno se esfuerza a ser distinto a como es, tiene que asumir las consecuencias. La naturaleza humana se aferra a lo normal y tradicional y cuestiona, e incluso teme, lo que no lo es"