World War Bee (parte II)

Puedes leer la primera parte de este peculiar conflicto virtuo-espacial aquí.


El 29 de marzo comenzaron los ataques en M-OEE88, sistema imperial desde largo tiempo atrás y de gran importancia estratégica, ya que era la 'puerta' a las regiones centrales del Imperio. La batalla que estalló ese día pasó a formar parte de la historia de EVE, tanto por su magnitud como por su coste. La Moneybadger Coallition (MBC) venció y expulsó de su territorio principal al grupo Imperial Circle of Two (Co2) – uno de los más valiosos aliados del Imperio -, firmando la primera gran victoria de la guerra.  La World War Bee había comenzado de manera espectacular, con 460.000 millones de ISK y varios miles de euros en pérdidas, y esto en tan solo una noche. 

 Los láseres en el espacio suenan payun payun

Los láseres en el espacio suenan payun payun

Tras esta primera gran batalla, Co2 decidió desertar de la coalición Imperial alegando que se estaba infravalorando su papel en la misma, y que no estaban dispuestos a servir de carne de cañón contra el enemigo. Por si fuera poco, Co2 proporcionó valiosa información a la MBC que incluía la localización de todas las naves de clase Titan y Super Capital (las más gordas del juego) que el Imperio tenía en construcción, muchas de las cuales tuvieron que ser abortadas bajo riesgo de ser destruídas, con la consiguiente pérdidas millonarias de ISK. 

Esta inesperada traición cayó como un jarro de agua fría sobre los mandos del Imperio, y marcó un punto clave en el desarrollo del conflicto: todas las operaciones militares que estaba llevando a cabo el Imperio se cancelaron, retiraron sus tropas y cedieron gran parte de su territorio a la MBC. Esta  decisión estratégica les permitió mantener la integridad de sus flotas intacta y las arcas imperiales seguras.

 Abeja que representa el logo de Goonswarm, la facción principal del Imperio

Abeja que representa el logo de Goonswarm, la facción principal del Imperio

Las batallas sucesivas, por lo tanto, no alcanzaron la importancia ni la escala de esa primera confrontación. Hubo batallas en cada uno de los sectores, pero ninguna de tal magnitud.
A lo largo de los meses siguientes el Imperio fue forzado a retirarse de manera lenta pero constante hasta el espacio de baja seguridad Saranen, donde continuaron los enfrentamientos. En los espacios de baja seguridad, las infraestructuras están parcialmente controladas por personajes no jugables, y no pueden ser destruídas por los jugadores, lo que permitió al Imperio establecer una suerte de guerra de guerrillas con la que defenderse.
            
Los mecanismos de propaganda de las diferentes facciones no descansaron durante este tiempo, con acusaciones de unos y otros, e incluso el nombre con el que se bautizó la guerra (World War Bee) fue utilizado con fines propagandísticos: el Imperio rehusaba emplear ese nombre, puesto que la abeja era el logo de la principal facción dentro del Imperio, la Goonswarm, y emplear ese nombre sugería que la MBC era quien tenía el control de la guerra, además de señalar a la Goonswarm – y por ende al Imperio – como el enemigo. El Imperio propuso nombres como “La guerra de los Casinos” o “La guerra de los traidores”, pero no llegaron a cuajar. Hoy, incluso los propios desarrolladores de EVE emplean WWB para denominar estos sucesos. Por si no lo recordabáis: esto ha ocurrido en un videojuego.

 Cartel propagandístico de los ¿ganadores? de la guerra

Cartel propagandístico de los ¿ganadores? de la guerra

El Imperio permaneció en Saranen defendiendo lo que habían podido conservar de su antiguo territorio, ahora absorbido por otros grupos como Pandemic Horde o Darkness. A pesar de haber perdido gran cantidad de miembros, fracasar en el terreno militar y sufrir una traición clave en el devenir de la guerra, la impecable organización del Imperio les permitió sobrevivir a una caída que habría destruído a cualquier otra coalición. El tiempo juega a su favor, pero el Imperio no parece interesado en recuperar todo el territorio que una vez controló, y sus antiguos enemigos tampoco parecen interesados en continuar los conflictos: la MBC perdió sentido una vez su objetivo se llevó a cabo y los mercenarios de Pandemic Legion se retiraron del espacio conquistado una vez terminaron con sus obligaciones contractuales...  ¿Y el Imperio...?

                        ¿FIN?

Hasta aquí, podríamos dar por terminado este breve reporte de los puntos clave de la World War Bee, resumidos de manera que el lector no habituado con la terminología y el desarrollo de EVE Online pueda comprender con facilidad. Espero que os haya gustado esta increíble historia de guerra, lucha de poder y traiciones, pero si os quedáis con ganas de más ojo, SPOILER ALERT, ¡esto no acaba aquí!