Un océano entre los dos

Beatriz Ibáñez cursa el Doctorado en Historia de España del siglo XVIII en Las Bahamas, donde, tras una tormenta, vivirá una romántica historia y descubrirá un secreto que te transportará hasta el siglo XVIII, donde la lucha por la conquista de Las Bahamas será el detonante de un amor que perdurará más allá de los tiempos.

En un paseo con su tutor se ven sorprendidos por una extraña tormenta. Beatriz logra sobrevivir y llega a una isla. Allí, encuentra a un grupo de hombres dirigido por Duncan, a los que pide ayuda. Tras pensar que son traficantes intenta huir siendo finalmente apresada. Su sorpresa es mayúscula al ser consciente de que ha viajado al pasado y de que es prisionera de piratas ingleses, enemigos del Imperio español. Tras ser rescatada por los franceses, aliados de España, Bastian la acoge en su barco, el cual no solo transporta telas y manufacturas, sino también esclavos. Mientras Beatriz intenta buscar una tormenta para regresar a su época, Bastian se enamora de ella. Esta plácida calma se ve turbada cuando los piratas ingleses, los mismos que la apresaron en la isla, la hacen de nuevo su cautiva.

Mis impresiones y reseña

La novela que os traigo hoy es de Mariah Evans, ahora que está tan en auge Outlander (serie de televisión basada en los libros forastera de Diana Gabaldón) me apetecía leer y reseñar una novela con un viaje en el tiempo. En este libro nos encontraremos con una protagonista española atrapada en las Bahamas en el siglo XVIII.

Aunque mis preferencias suelen ser libros escritos en primera persona, la novela está narrada (casi todo el tiempo desde la perspectiva de Beatriz) en tercera persona, pero transmite muy bien los sentimientos y formas de pensar de los personajes.

Éste libro me trajo gratos recuerdos de cuando pasaba mis tardes leyendo las novelas de piratas de Johanna Lindsey.

Si juntamos un viaje en el tiempo, romance, acción y piratas, ya os podéis imaginar lo que nos encontraremos... Un buen cóctel con el que pasar buenos momentos.

De lectura amena, Un océano entre los dos, está plagada de aventuras, situaciones muy divertidas y momentos muy caóticos.

Una buena recomendación para dar la bienvenida al otoño mientras nos dejamos mecer por el mar de las Bahamas y despedir el verano con una sonrisa en la cara.

 ¡Como me imagino yo a los protas!

¡Como me imagino yo a los protas!

Beatriz Ibáñez es licenciada en historia, cursa un doctorado sobre el comercio de esclavos de la España del siglo XVIII en las Bahamas. Una noche, su profesor, William Davis la asombra anunciándole que van a cenar con un amigo suyo (un reputado historiador) cuando a la vuelta de la cena son sorprendidos por una tormenta eléctrica. Cuando Beatriz toca tierra, desconoce la isla donde está, no hay rastro del profesor por ningún sitio. Se encuentra con un grupo de hombres y al pedirles ayuda se da cuenta de que hay algo raro en ellos, por lo que intenta escapar pero el capitán del grupo, que resultan ser piratas ingleses, Duncan McCartney, la retiene contra su voluntad. Los piratas y Beatriz permanecen ocultos observando con cautela a un grupo de soldados franceses que están haciendo negocios en la playa, cuando, de repente, algo llama la atención de Beatriz, las vestimentas, los barcos, las espadas no cuadran con la época actual, con lo que se da cuenta que ha viajado en el tiempo a nada menos que el siglo XVIII. Al ser española y ellos franceses decide correr hacia ellos y pedir ayuda (ya que los franceses eran aliados del Imperio español). El capitán Bastian Dupont no duda en protegerla y es bien acogida en su barco por toda la tripulación. De carácter noble, éste francés quiere proporcionarle a Beatriz todo lo que necesite, inclusive un hogar en Francia y un buen futuro. Mientras ella, lo único que ansía es una tormenta que la vuelva a trasladar a su época.

Pero las cosas nunca suceden como uno piensa... El barco en el que viajan, sufre un abordaje por parte del grupo de piratas ingleses, que no sólo quieren la mercancía que transporta sino también a la chica. De esta manera Beatriz vuelve a ser cautiva del capitán Duncan, el cual se asegurará que la española no vuelva a escapar. ¿Podrá Beatriz regresar a su época? o... ¿Querrá Beatriz regresar? 

- Te hubiese encontrado en cualquier parte del mundo- susurró antes de volver a unirse a sus labios-. Aunque me hubiese llevado el resto de mis días.