Tres razones para volver a la luna

Hace una semana se conmemoró el 49 aniversario de la primera vez que un humano puso un pie en suelo extraterrestre. El 20 de julio de 1969, Neil Armstrong y Buzz Aldrin se convirtieron en las primeras personas en caminar sobre la Luna. Pues ese día Iker Casillas se atrevió a cuestionar esta realidad en incluso en la efemérides que le dedicamos en nuestro Facebook tuvimos polémica.

Hasta más de tres años después, los humanos caminaron en la Luna por última vez. Cambiar las prioridades políticas y económicas significaba que la NASA ya no se centraría en enviar personas a la Luna. Después de todo, ya habían plantado una bandera, confirmando que la Luna no estaba hecha de queso y jugando al golf. ¿Qué más queda?

Bueno, resulta que podríamos regresar allí, y pronto. Trump ha insistido en reanudar las misiones lunares tripuladas, a pesar de que no coincide con los deseos de la comunidad científica, y nadie está seguro de dónde proviene su determinación, pero parece un capricho.

El diciembre pasado, Trump firmó una directiva donde indica que la NASA priorizará la exploración humana hacia la Luna. Imaginaos ¡Realizar una hazaña tan imposible le mostraría al resto del mundo que Estados Unidos es capaz de grandes cosas, lo que realmente afirmaría nuestro dominio en el escenario internacional! Vamos a suponer que Trump sabe que EEUU ganó la carrera espacial hace 49 años ¿Qué otras razones puede haber? Tal vez es una muestra de logros nacionales, tal vez es para desarrollar ventajas económicas o militares. De cualquier manera, la Casa Blanca está presionando mucho para que esto ocurra.

Otra de las razones para ir sería la existencia en la luna de un isótopo raro llamado helio-3, qe podría ayudarnos a producir energía nuclear limpia y segura sin emitir ningún residuo peligroso o radiactivo. Aunque todavía no existe un reactor de fusión nuclear de helio, muchos esperan que el helio 3 sea la pieza que falta.

Hace dos años, el gobierno federal le dio a una compañía privada su bendición para aterrizar en la Luna por primera vez. Moon Express planea verter cenizas humanas en la Luna para los clientes que desean una cremación muy poco convencional, tiene el objetivo final de establecer una colonia minera lunar. Según el sitio web de la compañía, Expedition "Harvest Moon" planea tener una estación de investigación permanente en funcionamiento para el año 2021. En ese momento, comenzará a extraer muestras y materias primas para enviar a la Tierra.

Además de abrir espacio para las operaciones mineras privadas ¡Qué sorpresa! Trump se ha comunicado con la NASA para saber si la tecnología de la agencia se puede utilizar para lanzar plataformas mineras a la Luna y a los asteroides.

Pero no solo existen intereses políticos y económicos para volver a la Luna, para la ciencia es importante. La Luna podría desempeñar un papel vital para practicar la colonización de Marte además de servir como una parada en el camino.

el-hombre-en-la-luna__1280x720_2.jpg

En febrero, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo que la creación de una colonia en la Luna será esencial para la futura exploración espacial. Especialmente puede servir como una estación de reabastecimiento de combustible. Su lógica parece estar basada en el hecho de que la Luna ejerce menos fuerza gravitacional que la Tierra, por lo que el aterrizaje y el relanzamiento de un cohete de repostaje sería mucho más fácil.

Algunos también han propuesto usar una base lunar como práctica para un asentamiento marciano, ya que estarían mucho más cerca de la Tierra: los habitantes de la Luna solo estarían a tres días de la Tierra, mientras que los marcianos humanos estarían a ocho meses de su hogar.

La misión Gateway de la NASA podría dar lugar a asentamientos lunares en los próximos diez años. Gateway funcionaría como una estación espacial en órbita alrededor de la Luna, pero sería capaz de viajar hacia y desde la superficie. 

Pero de cualquier manera, las misiones de exploración e investigación en curso continúan cambiando radicalmente nuestra comprensión de la Luna.

Por supuesto, hay razones financieras para la exploración lunar. Pero también podemos obtener una nueva ciencia valiosa de estas misiones o simplemente convencer a toda esa gente que como Iker Casillas piensan que la llegada del hombre a la Luna fue un montaje.