El arte y la medicina: El niño de Vallecas de Diego Velázquez

Velázquez es uno de los más grandes pintores barrocos de España y de la pintura universal. Nació en Sevilla pero se trasladará a Madrid a los 24 años donde es nombrado pintor del rey para 4 años más tarde ascender a pintor de cámara. Una de sus obras más emblemática es, como no, las Meninas que podéis contemplar en el museo del Prado en Madrid.

Francisco Lezcano, "el Niño de Vallecas" es una pintura al óleo de Velázquez conservada en el Museo del Prado. No se conoce la identidad de la persona representada, un enano de la corte de Felipe IV al que en documentos de finales del siglo XVIII se dio el nombre de el Niño de Vallecas, apodo que no corresponde a Francisco Lezcano, vizcaíno, con el que más tarde se relacionó al retratado, ni a ningún otro de los bufones conocidos del reinado de Felipe IV.

1200px-Velázquez_-_Francisco_Lezcano,_el_Niño_de_Vallecas_(Museo_del_Prado,_1643-45).jpg

La enfermedad que probablemente tenga este personaje, sea quien sea, era el cretinismo o hipotiroidismo congénito. Se trata de una enfermedad genética en la que se ve afectada la glándula tiroides, esta cumple una función muy importante ya que las hormonas tiroideas intervienen en muchos procesos de formación del cerebro y crecimiento muscular, con lo que al existir este mal funcionamiento de la glándula tiroidea se producirá un retraso en el desarrollo mental y físico.

El cretinismo se puede presentar de manera congénita, es decir, se nace sin glándula tiroides o se puede desarrollar por la falta de yodo (este es necesario para la producción de hormonas tiroideas). 

Los síntomas son bastante diversos: Macroglosia (la lengua demasiado grande para la boca), engrosamiento de la piel, cabeza peculiar (el cráneo es grande en proporción a la cara, con la mandíbula grande, lo que le proporciona un aspecto de 8), latido cardíaco lento, rápido o irregular, depresión, psicosis o falta de memoria, etc. 

A día de hoy, a los recién nacidos se les suele hacer la prueba para detectar esta enfermedad ya que con la administración de hormonas tiroideas y yodo se puede paliar, pero no curar, las deficiencias mentales y el enanismo o acondroplásia son irreversibles. Esta prueba es la típica del talón que todos los padre conoceréis, con un pinchacito podemos prevenir un montón de enfermedades.