Drogalépticos: The Wrong Ferarri

Adam Green y Mackauly Culkin se embarcan en esta película muy diferente y extraña, porque está rodada con un iPhone y bajo los efectos de la ketamina y sin guión. Por cierto el título es así, está hecho a propósito.

La película es de lo mas raro que os podéis encontrar, además de un reparto que no tiene desperdicio, no solo por Culkin sino que también aparecen Devendra Banhart y Pete Doherty. Si no tenéis nada mejor que hacer o queréis flipar un rato os la recomiendo... Pero vamos a lo que vamos.

La ketamina (también conocida como "Special K" o como "Kit Kat") es una droga disociativa y alucinógena utilizada original y actualmente en medicina por sus propiedades sedantes, analgésicas y sobre todo, anestésicas. Fue sintetizada en 1962 por Calvin Stevens y usada por primera vez en la práctica clínica en 1965 por Corsen y Domino. La ketamina es utilizada en humanos pero principalmente en medicina veterinaria.

Sus efectos principales van desde la sedación, analgesia y anestesia. Dentro de sus principales efectos secundarios se encuentran las alucinaciones, elevación de la presión sanguínea y aumento de las secreciones en las vías respiratorias. Se consideraba un anestésico suave e incluso se daba a menudo a los niños y a las personas mayores. Sus características psicodélicas fueron descubiertas después de que un número grande de destinatarios informó de lo que sentían al salir de la anestesia. Los restantes experimentos mostraron que una dosis muy menor que la anestésica produce una experiencia psicodélica de gran intensidad.

Se consume en forma de solución ácida incolora, para su administración inyectable pero también puede en polvo para esnifar. En ocasiones se mezcla con cocaína en polvo y se le llama "Special Calvin Klein".


¿Qué efectos provoca?

1462533061-ketamina-1-e1454527363726.jpg

A dosis bajas se consigue un efecto de adormilación y se puede producir un entumecimiento de las extremidades. Con dosis superiores, como os decía antes, produce un efecto alucinógeno que puede hacer sentir al usuario lejos de su cuerpo. Esta experiencia se llama entrar en un "agujero K", se ha comparado con una experiencia de muerte cercana, con las sensaciones de subir y separarse del cuerpo. El tiempo de duración total de los efectos del consumo sería alrededor de las dos horas.

Además de alucinaciones produce flashbacks, alteración de la atención y la memoria, bradicardia (bajada del ritmo cardíaco), hipertensión, arritmias, depresión respiratoria leve, laringoespasmo. Tras una sobredosis puede ocasionar aumento de la presión intracraneal e intraocular, convulsiones, insuficiencia cardiorrespiratoria, polineuropatía e hipertonía muscular.
 

Cuando alguien ha consumido ketamina y está semiinconsciente lo mejor es evitarle estímulos de cualquier tipo: la persona ha de situarse en un lugar tranquilo, sin ruido ni luces. Como os podreis imaginar el consumo de ketamina no debe ir acompañado de otras sustancias tipo alcohol, LSD, éxtasis, speed, cocaína, PCP, THC, opiáceos, barbitúricos, benzodiacepinas...

La ketamina produce dependencia psicológica y, a la larga, física. También produce tolerancia (el individuo ha de aumentar la dosis para obtener el mismo efecto), a corto plazo puede producir efectos graves e imprevisibles y a la larga, efectos cerebrales irreversibles.