Síndromes Raros: Síndrome de Cotard

También conocido como Delirio de negación o Delirio nihilista. Se trata de una enfermedad mental y es un caso extremo de hipocondría. El paciente afectado por este síndrome cree estar muerto a todos los niveles, es decir, el siente estar sufriendo la putrefacción de sus órganos o cree no existir.

Esta enfermedad fue descrita por primera vez por por un neurólogo francés Jules Cotard, de este su nombre. Presentó en una conferencia en París en el año 1880 en la que hablaba de Mademoiselle X, que negaba la existencia de Dios y el diablo, así como de diversas partes de su cuerpo y de la necesidad de nutrirse. Más adelante, creía que estaba eternamente condenada y que ya no podría morir de una forma natural. Aunque claro, al final murió de inanición al no querer comer.

Estos pacientes creen que sus órganos no existen, que no tienen sangre, ni cerebro ... Que solo existen en su imaginación o incluso que se están pudriendo llegando a tener algunas alucinaciones olfativas que confirman su delirio (olores desagradables, como a carne putrefacta), inclusive pueden llegar a decir que tienen gusanos deslizándose sobre su piel. Jules Cotard propuso dos tipos o niveles, que se asocian con la depresión.

  • Síndrome de Cotard-I: Presencia de ansiedad, tristeza patológica, delirio hipocondríaco e ideas delirantes de negación.
  • Síndrome de Cotard-II: Ansiedad, delirios de negación, depresión y alucinaciones auditivas.

Esta patología puede aparecer en otros trastornos neurológicos como son el trastorno bipolar, la esquizofrenia, la demencia y la despersonalización.

Se dice que este trastorno se asocia a alteraciones neurobiológicas, ya que suele ocurrir que quienes sufren las alucinaciones presentas alteraciones en diversas zonas del cerebro. También, se origina una hiperactividad en la amígdala, daños en zonas tempero-parentales, inhibición en la parte prefrontal izquierda del cerebro, entre otros aspectos. Así mismo, se reduce la dopamina en los receptores de la misma.

El paciente padece alteración en la intensidad de sus emociones, pierde energía vital y es dominado por la negatividad

My Post (15).jpg

TRATAMIENTO

Aunque el tratamiento no es sencillo, puede ser tratado al encontrar la combinación farmacológica adecuada para cada caso en particular. Usualmente, se utilizan fármacos antidepresivos, como lo es la mirtrazapina o antipsicóticos, como la olanzapina.

Los fármacos se deben elegir dependiendo de cada caso, ya que no existe un tratamiento generalizado para el mismo que sea exitoso. Por otro lado, si los fármacos no son efectivos, se puede tratar con terapias electroconvulsivas, las cuales se ha demostrado que pueden ser eficaces en estos casos.

Este padecimiento, como ya dije, no se trata de manera sencilla, pero si se puede reducir el nivel del mismo. Por otro lado, esto es debido a que no existen muchos casos registrados de él, lo que ha llevado a que las investigaciones de este no sean tan profundas.

En sus formas más complejas el paciente llega a defender la idea de que en realidad él mismo está muerto... Imaginaos su sufrimiento, muerto en vida.