Drogalépticos: Sin límites

"Eddie Morra (Bradley Cooper) es un aspirante a escritor que sufre un bloqueo crónico a la hora de escribir sus libros y, además, recientemente ha finalizado una relación sentimental con su novia Lindy (Abbie Cornish). Su vida da un giro inesperado cuando su ex-cuñado Vernon Gant (Johnny Whitworth) le da a conocer el NZT, un medicamento revolucionario que le permitirá aprovechar todo su potencial cognitivo"

La premisa de la película es que gracias a este "fármaco" experimental su cerebro aumentará su capacidad cognitiva y será capaz de recordar absolutamente todo lo que haya visto y oído, llegando incluso a hablar idiomas solo con escucharlos. El NZT no existe como tal pero si otros fármacos usados para este fin.  

Los nootrópicos ¿Los fármacos de la superinteligencia? 

Antes de empezar quiero aclarar un par de términos. La cognición o habilidades cognitivas se define como la facultad que un ser vivo tiene para procesar información a partir de la percepción, el conocimiento adquirido (experiencia) y características subjetivas que permiten valorar la información. Consiste en procesos tales como el aprendizaje, el razonamiento, la atención, la memoria, la resolución de problemas, la toma de decisiones, los sentimientos. 

Los nootrópicos, también conocidos como drogas inteligentes, estimulantes de la memoria y potenciadores cognitivos. Son fármacos, medicamentos, drogas, suplementos, nutracéuticos o alimentos funcionales que elevan ciertas funciones mentales humanas (las funciones y las capacidades del cerebro) tales como la cognición, memoria, inteligencia, creatividad, motivación, atención y concentración.

Se incluyen en este grupo sustancias vasodilatadoras periféricas, agentes vasoactivos, activadores cerebrales, activadores de los neurotransmisores, neuroprotectores, neuroregeneradores, neuropéptidos, hormonas y vitaminas. En la mayoría de los casos el mecanismo de acción de los nootrópicos se desconoce. Se cree que funcionan al alterar la disponibilidad de suministros neuroquímicos en el cerebro (neurotransmisores, enzimas y hormonas), mediante la mejora o activación del metabolismo cerebral, o estimulando el crecimiento neuronal (neurogénesis).

Los que más se parecen al NZT son el modafinilo y el piracetam.  

My Post (12).jpg

Las drogas que arrasan en Silicon Valley. 

Hace un tiempo saltó a la presenta que este tipo de fármacos estaban muy de moda en Silicon Valley que debe ser el sitio más competitivo intelectualmente de todo el mundo. 

"Hay una demanda importante, pero el hype en torno a su eficacia excede la evidencia disponible", explicaba al Washington Post Murali Doraiswamy, un profesor de la Universidad de Duke dedicado a la mejora cognitiva. Es cierto que la demanda de este tipo de productos o ejercicios para incrementar las habilidades cognitivas no para de crecer.

El problema es que la evidencia que sostiene a estos compuestos es muy pobre. Algunos experimentos han encontrado efectos a corto plazo. Por ejemplo, en 1983, un científico ruso publicó un estudio sobre como el fenilpiracetam impulsaba las habilidades mentales y físicas de los cosmonautas en el espacio. En el 99, se planteó que el piracetam podía usarse en el tratamiento del Alzheimer.

Algo similar ocurre con el ayuno. Hay estudios muy interesantes que muestran que el ayuno intermitente puede ayudar a mejorar el desempeño cognitivo en animales, pero no tenemos ninguna prueba de que eso se repita en seres humanos. Sin embargo, las empresas que ofrecen ayunos para mejorar cognitivamente están a la orden del día.

Los nootrópicos tienen efectos escasos (cuando tienen algún efecto), pero, en general, desconocemos los efectos secundarios (y a largo plazo) de este tipo de drogas. Algo que, no hace falta ni decirlo, nos sitúa frente a un escenario muy peligroso.

Sin embargo, todo parece apuntar a que el fenómeno social va a ir a más. Fundamentalmente porque, como explica el profesor Doraiswamy, se debe a la aparición de "una sociedad basada en el conocimiento que valora la velocidad y la agilidad mentales sobre todas las cosas". En la misma línea habla Jesse Lawler, anfitrión del podcast Smart Drugs Smarts: "Vivimos en uno de los ambientes más competitivos mentalmente". O, al menos, esa es la impresión que tienen. No hace falta nada más para que surja gente que convierte falsas promesas en miles de dólares.