Australia quiere salvar la gran barrera de coral pero necesita ayuda

Puede que la Gran Barrera de Coral no tenga mucho tiempo, os hemos hablado de ello en el blog, pero Australia no planea dejar que una de las maravillas naturales del mundo desaparezca tan fácilmente. El gobierno australiano está invirtiendo más de 500 millones de dólares australianos para proteger la Gran Barrera de Coral. Sin una acción global sobre el cambio climático, sin embargo, no será suficiente.

Según SBS News de Australia, las nuevas inversiones se destinarán a la investigación científica, para frenar la disminución de la población de estrellas de mar y mejorar la calidad del agua, incluida la reducción de la escorrentía de sedimentos de las granjas lo que perjudica a los arrecifes al aterrizar directamente en ellos.

No hay duda de que estos esfuerzos mejorarán la salud de este enorme arrecife. Pero ¿Será esto suficiente?

En general, las aguas oceánicas se están calentando demasiado, y son cada vez más ácidas, para que los corales puedan sobrevivir.
A principios de este mes, una investigación publicada en Nature mostró que las "olas de calor" submarinas mataron a un tercio de los corales en la Gran Barrera de Coral en 2016, como parte de la aniquilación generalizada de corales que tuvo lugar entre 2014 y 2017. Estas muertes de corales en la gran barrera de coral y en otras partes, sucedieron porque las aguas cálidas provocaron que los corales expulsaran las algas fotosintéticas que necesitan para sobrevivir, lo que dio lugar a un color blanco puro, un proceso llamado blanqueamiento.

 Coral oreja de elefante

Coral oreja de elefante

Los científicos predicen que los océanos se calentarán aún más, por lo que es probable que los eventos de blanqueamiento como estos se vuelvan más comunes. Los corales también están amenazados por el problema mucho más insidioso de la acidificación de los océanos: el dióxido de carbono disuelto hace que el agua sea más ácida, lo que disuelve los esqueletos de los corales causando el blanqueamiento. Algunos científicos han llegado a predecir que los corales se extinguirán antes de fin de siglo.

Pero el cambio climático sigue siendo la raíz del problema. Como los científicos han señalado anteriormente, si no reducimos los niveles globales de dióxido de carbono y disminuimos el calentamiento oceánico, estos esfuerzos serán inútiles a largo plazo.

Eso significa que el destino de la Gran Barrera de Coral está ligado a las acciones de todas las naciones, no solo las de su país de origen. Si bien casi todos los países del mundo se han comprometido a reducir las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero mediante la firma del Acuerdo de París, tenemos un largo camino hacia el cumplimiento de los objetivos del acuerdo.

Según los investigadores, gran parte del daño que ya sufrió la Gran Barrera de Coral es irreversible. Eso significa que vamos a tener que actuar rápido para salvar lo que queda, o estas enormes maravillas de coral pueden seguir el camino del pájaro dodo.

La imagen de cabecera y la del cuerpo de este post son propias.