Estamos dejando a los peces sin ríos

Ayer fue el día de la Tierra y siempre lo aprovechamos para recordar lo importante que es cuidar de nuestro planeta, aunque es algo de lo que deberíamos acordarnos todos los días.

Lo que está sucediendo a los peces y la vida silvestre acuática en Europa, según una nueva investigación, hay una represa u otra obstrucción causada por el hombre que bloquea los ríos y arroyos del continente en cada kilómetro. Los investigadores descubrieron esto investigando  información que encontraron online, luego salieron y lo confirmaron en un total de 1,000 kilómetros. Y la cantidad de barreras que encontraron fue aproximadamente treinta veces mayor que la cantidad reportada en bases de datos existentes y desactualizadas.

Esos investigadores están lanzando una aplicación que permitirá a las personas actualizar el estado de las barreras fluviales a medida que las encuentren.

Pero, en última instancia, una mejor base de datos no ayuda a los peces atrapados (es decir, a menos que alguien haga algo al respecto). Además, ese proyecto crearía una base de datos que está lejos de ser exhaustiva, ya que este problema va más allá de Europa.

My Post (31).jpg

En el río Amazonas, por ejemplo. Hasta febrero, había 142 presas hidroeléctricas que estaban construidas al menos parcialmente y otras 160 propuestas; como resultado, los peces migratorios como el pez dorado migratorio ya han comenzado a desaparecer. Y en el noroeste del Pacífico, el salmón está siendo bloqueado por represas y necesita ser transportado aguas arriba para que puedan reproducirse.

Este no es un problema nuevo. Ya en 2001, los modelos computacionales mostraban cómo la fragmentación del río conducía directamente a la extinción. Y sin embargo, la mejor solución de la Oficina de Eficiencia Energética y Energía Renovable de EE. UU. es, y esto es literal, un cañón para lanzar a los salmones.

Sí, intervenciones como esta pueden ayudar a algunos peces a sobrevivir, siempre y cuando la gente esté allí para colocarlos en su tobogán acuático. Pero no aborda los otros problemas causados por la fragmentación de los ríos, como los cambios en las llanuras de inundación del Amazonas y otras áreas alrededor de las represas. E incluso cuando las personas construyen presas que tienen canales de derivación diseñados específicamente para ayudar a los peces a pasar, las grandes poblaciones de peces simplemente no entran en ellas.

Una solución obvia: dejar de construir tantas presas. Pero la energía hidroeléctrica que generan las estructuras puede ser una fuente crucial de energía libre de emisiones para las naciones industrializadas que tuvieron muy poco margen para industrializarse en virtud del Acuerdo Climático de París 2015.

La mejor respuesta parece ser drenar las presas que ya no necesitamos. Esa investigación sobre las barreras fluviales europeas también descubrió que algunas de las presas y otros bloques que existen son totalmente obsoletas. Estos, al igual que muchas otras presas en todo el mundo, todavía están físicamente en su lugar. Los gobiernos locales lentamente se han esforzado por destruírlas, pero son casos aislados.

Entonces, si estás explorando una ruta fluvial y documentando las barreras para esa nueva aplicación, no estamos diciendo que debas derribar una barrera o dos, pero si lo haces tampoco nos vamos a quejar.