Drogalépticos: Cookers, peligrosa adicción

Después de robar un enorme alijo de droga, Héctor y Darena, dos colgados de las anfetaminas, planean cocinar cristal y de este modo hacerse ricos rápidamente. Un antiguo amigo de Héctor, Merle, conoce el laboratorio perfecto, una granja abandonada en el bosque donde nadie podrá encontrarlos. Desgraciadamente, tampoco podrán oírse sus gritos. Cuentan que la granja forma parte de una horrible leyenda, ¿estarán realmente solos ahí dentro? Atormentados por demonios, paranoias y visiones escalofriantes, el aterrorizado trío se ve envuelto en una espiral espeluznante de adicción a las drogas, continúa falta de sueño y misteriosas alucinaciones, todo esto con consecuencias mortales. ¿Son peores los demonios que les acechan fuera que los suyos propios?

A ver la peli es mala mala y la gran mayoría de vosotros asociareis cocinar anfetas con la serie Breaking Bad, pero es que a mi una peli mala me encanta jajjaajaj... Vamos allá

¿Qué son las anfetaminas?

My Post (33).jpg

Son un potente estimulante del sistema nervioso central. Se trata de un derivado químico de la efedrina, está se usa en EEUU en los preparados antigripales (de ahí que se usen para cocinar meta) pero no os vayáis corriendo a vuestra farmacia que en España la mayoría de estos no la tienen, lo explica muy bien en este post Boticaria García. Sintetizado por primera vez en 1887 por el químico rumano Lazăr Edeleanu, y lo llamó fenilisopropilamina. Al principio se centraron en sus cualidades como broncodilatador, es más sus efectos sobre el sistema nervioso central no se conocieron hasta 1933. En 1919, se sintetizó en Japón la metanfetamina; y en 1944, en los laboratorios de la corporación suizo-alemana Ciba-Geigy (precursora de Novartis), el metilfenidato (Rubifén)

Su uso médico experimental comenzó en los años veinte, la utilizaban los militares especialmente de la fuerza aérea, para combatir la fatiga e incrementar la alerta. En 1938, se lanzó al mercado la metanfetamina (Methedrina) y, en 1954, el metilfenidato (Ritalin). Las anfetaminas serían usadas para fines tan variados como la narcolepsia, la obesidad, la depresión, el TDAH en niños y adultos, el tratamiento de sobredosis por sedantes, ¡e incluso la rehabilitación del alcoholismo y hábito de otras drogas!. Se ha utilizado para mejorar el rendimiento, tanto físico (inaugurando el dóping deportivo), como intelectual (dóping cognitivo). En 1971, la anfetamina fue sometida a control internacional en el marco de la Convención Internacional de Psicotrópicos.

A día de hoy sus principales indicaciones son el trastorno por déficit de atención con hiperactividad en niños (desde 3 años en adelante) y en adultos; y la narcolepsia.

Pero a las anfetaminas como droga recreativa se le conoce comúnmente como speed, anfeta o éxtasisAparece en forma de polvo y se inhala. Los efectos van desde euforia, vista borrosa, sudoración, vómitos y ataques de ansiedad. Los grandes consumidores pueden pasar varios días consecutivos sin dormir, con el consecuente cansancio psíquico que lleva a veces a crisis de paranoia y ansiedad. Produce un síndrome denominado psicosis anfetamínica, parecido a la psicosis cocaínica o a la esquizofrenia paranoide.

Hasta aquí el post de hoy. Ya sabéis que podéis dejarnos vuestras sugerencias tanto en los comentarios como en nuestros perfiles en redes sociales.