¿Podría la Viagra frenar el cáncer? Pues parece que sí

La viagra o sildenafilo, que es el nombre del principio activo, fue diseñado inicialmente para su uso en la hipertensión arterial y la angina de pecho. Durante los estudios de fase I, se observó que el sildenafilo tenía un ligero efecto en la angina, pero que podía inducir notables erecciones de pene. Por lo tanto Pfizer, muy espabilados ellos, decidieron comercializarlo para tratar la disfunción eréctil, en lugar de la angina, convirtiéndose así en la primera pastilla aprobada para la disfunción eréctil. 

Desarrollar un nuevo medicamento desde cero es un trabajo arduo y se necesita una enorme cantidad de dinero, por no mencionar los años de trabajo (se estima que sacar un nuevo fármaco al mercado lleva unos 10 años) para pasar de la investigación inicial a un medicamento aprobado por la FDA. Los medicamentos contra el cáncer, en particular, requieren una gran cantidad de recursos, y su desarrollo requiere una media de 750 millones de dolares. Por lo que uno de los caminos a seguir es la búsqueda de nuevos efectos en medicamentos ya conocidos.

Resulta que el compuesto activo de la Viagra y otros medicamentos para la disfunción eréctil, PDE5, fosfodiesterasa tipo 5, retrasa y detiene el crecimiento de tumores en ratones y también en algunos pacientes humanos, como mostraron experimentos anteriores. Ahora, un nuevo estudio, publicado en la revista eCancer Medical Science, resume lo que los investigadores saben sobre cómo estas drogas interactúan con el cáncer y también detalla los esfuerzos actuales para reutilizar la medicación.

El estudio recoge 25 estudios que sugieren que Viagra puede ayudar a combatir diferentes tipos de cáncer, como el de mama, colorrectal, pulmonar, pancreático y otros que están en extrema necesidad de nuevos tratamientos. También llama la atención sobre 11 ensayos clínicos en curso que están evaluando Viagra para ver si estará a la altura de las circunstancias.

Esto no significa en absoluto que los pacientes con cáncer puedan tomar una Viagra y disfrutar de una noche maravillosa mientras sus tumores descansan. Los ensayos que se están llevando a cabo actualmente están aún en fase preliminar, en la primera o en la segunda de las tres fases de prueba requeridas antes de que un medicamento pueda aprobarse para un uso específico. Probar un medicamento en esta etapa está lejos de ser una garantía de que llegará a nuestras farmacias.

Por ahora, no es un medicamento aprobado contra el cáncer. Y hay mucho trabajo por hacer antes de que pueda convertirse en uno.

Y, sin embargo, algunos médicos son optimistas y están esperanzados. La Viagra es barato, mucho más barato que muchos tratamientos contra el cáncer existentes.