Un Tesla rumbo a Marte

El pasado 6 de febrero, SpaceX lanzó con éxito Falcon Heavy y si nos seguís en Twitter habréis comprobado que nos emocionamos muchisimo.

El Falcon Heavy despegó del complejo de lanzamiento 39A en el Kennedy Space Center de Florida. Tuvo éxito en la primera etapa y en la separación del refuerzo, y de los dos núcleos laterales, que ejecutaron un aterrizaje sincronizado en las zonas 1 y 2 de aterrizaje de SpaceX.

Desafortunadamente, parece que el centro del núcleo no aterrizó en el barco no tripulado llamado "Por supuesto que todavía te amo" estacionado en el Océano Atlántico como estaba previsto. Falcon Heavy, es ahora el cohete más poderoso del mundo, lleva un Tesla Roadster de edición limitada como carga útil, que viajará en una órbita elíptica alrededor del Sol en su camino hacia Marte. Sí, en serio lleva un Tesla con un dummy llamado Starman mientras suena en bucle según el propio Elon Musk Space Oddity de David Bowie...

Lo realmente importante de este test no es que Starman este surcando el espacio en un Tesla rojo, que bueno vale es algo super guay, sino que el Falcon Heavy puede transportar cargas de un peso elevado.

Aunque originalmente fue diseñado para transportar personas, Elon Musk, dijo a los periodistas durante una teleconferencia el 5 de febrero que el Falcon Heavy probablemente no se utilizará para misiones tripuladas. 

Ahora tienen otro proyecto en mente:

"Veremos cómo va el desarrollo de BFR*", dijo. "Si eso lleva más tiempo de lo esperado, entonces volveremos a la idea de enviar un Crew Dragon en un Falcon Heavy alrededor de la Luna y posiblemente hagamos otras cosas con la tripulación en Falcon Heavy".
Falcon-Heavy-Test-Flight-Tesla-in-space-Starman-and-Earth.jpg

Puede o no ser con el Falcon Heavy, pero algún día, tú o yo podríamos viajar a Marte a bordo de una nave SpaceX. ¿Os parece una idea de ciencia ficción? También lo es la idea de un empresario multimillonario que envía su automóvil personal al espacio para probar un cohete enorme.
Más allá de SpaceX, las opciones de vehículos para el transporte a la Luna o Marte son limitadas. La NASA está desarrollando actualmente el Space Launch System (SLS), que será más poderoso que el Falcon Heavy y será capaz de transportar pasajeros. Las estimaciones actuales sugieren que estará listo en 2022, pero las demoras son comunes en estos casos.

En general, el Falcon Heavy parece ser el ganador claro entre los dos vehículos porque es menos costoso. Los lanzamientos pesados solo costarán 90 millones de dolares en comparación con los 500 millones a mil millones de dolares que costaría el lanzamiento en SLS. Dadas las limitaciones del presupuesto de la NASA y el urgente deseo de la administración actual de regresar a la Luna, el cohete de SpaceX parece ser una alternativa convincente para una misión a Marte.

El exitoso lanzamiento de Falcon Heavy ayudará a SpaceX a generar interés en la exploración espacial. Ese interés podría traducirse en nuevas asociaciones y mayor financiación, que la compañía necesitará para respaldar su ambicioso trabajo para llevar a la humanidad a nuestra próxima parada: Marte, pero solo si podemos ir en un Tesla con David Bowie como banda sonora.