El arte y la Medicina: Carlos II "El hechizado" por Juan Carreño de Miranda

Juan Carreño de Miranda (1614-1685) fue un pintor barroco español. Miguel de Unamuno lo llamaba el pintor de la «austriaca decadencia de España», a partir de 1671 sirvió como pintor de cámara de Carlos II. Como retratista de la corte fue continuador del tipo de retrato velazqueño, con su misma sobriedad y carencia de artificio pero empleando una técnica de pincelada más suelta y pastosa, sin que falten, en especial en los retratos masculinos, las influencias de Anton van Dyck, como corresponde a una fecha más avanzada.

Su sobrenombre de El hechizado venía de su aspecto físico porque creían que estaba poseído o embrujado. En realidad se cree que debido a los matrimonios consanguíneos de los antepasados Carlos II sufriera una enfermedad cromosómica llamada el Síndrome de Klinefelter (SK).

El SK o 47,XXY es una mutación cromosómica que afecta principalmente a hombres y produce: hipogonadismo hipergonadotrópico (características sexuales no desarrolladas), ginecomastia (crecimiento de los pechos), dificultades en el aprendizaje e infertilidad. Se debe porque existen dos cromosomas X y un cromosoma Y, recordad que los hombres son XY. Algunos hombres no presentan síntomas y no saben que padecen esta condición hasta la edad adulta al presentarse infertilidad.

480px-Juan_Carreno_de_Miranda_023.jpg

¿Como se produce?

Es una alteración genética en la que se produce un error en la separación de los cromosomas homólogos. Así que los hombres en vez de tener 46 cromosomas en el caso del SK tienen 47.

Hay varias teorías sobre el primer diagnóstico por qué no está del todo claro. Se cree que ya en el Egipto predinástico ya que algunos huesos encontrados presentan algunos de los síntomas de la enfermedad; pero podría confundirse con otras enfermedades.

La primera descripción del SK fue en 1942 por Harry Klinefelter y sus colaboradores al estudiar a varios pacientes que presentaban las manifestaciones clínicas de las que os hablé al principio del post.

No existe un medicamento específico para tratar esta enfermedad. Se suele tratar con operaciones quirúrgicas y así evitar las consecuencias más graves.

Afortunadamente, la mayor parte de estos síntomas se pueden tratar, de modo que el varón XXY pueda evitar los numerosos problemas físicos y psicológicos asociados al síndrome de Klinefelter. Por ejemplo, reduciendo el tamaño de los pechos. Además de una terapia con hormonas.

La infertilidad, antes permanecía sin solución hasta la llegada de las técnicas de reproducción asistida. Así mediante la extracción quirúrgica de semen se puede realizar una fecundación in vitro.

Desgraciadamente para Carlos II todo esto no estaba a su alcance, sufriendo todos los síntomas y llegando a ser el hazmerreír de la realeza europea.