Pseudociencias: Frenología

Es una pseudociencias bastante antigua, su creación data del siglo XIX. Y su nombre proviene del griego, Fren significa mente y Logos conocimiento.

Alrededor del año 1800, un anatomista y fisiologo alemán llamado Franz Joseph Gall dice que las distintas áreas de nuestro cerebro determinan nuestro comportamiento y que estas distintas zonas se reflejan en la superficie del cráneo. Obviamente estaréis pensando que, en efecto, el cerebro influye en nuestro comportamiento*, pero esto no quiere decir que podamos deducir la personalidad de cada uno según su cráneo, puesto que esta estructura puede variar entre individuos y a lo largo de nuestra vida.

Obviamente a Franz le damos un voto a favor por su idea de "el cerebro es el órgano de la mente" pero sobre el resto en las que se basó para crear la Frenología no tienen base científica. 

En su época llegó a ser muy popular e incluso en Inglaterra se creó la Sociedad Frenologíca de Edimburgo por George Combe, que llegó a reunir los postulados de Gall y los publicó. Tanto la Frenología como la craneometria (el estudio del peso, tamaño y forma del cráneo) y la fisiomia (estudio de los rasgos faciales) sus bases de parecen un montón a pesar de que dicen que son distintas. Han sido usadas para que algunos de sus seguidores se reafirmaran en sus creencias sexistas y racistas pero desde, según ellos, unas bases científicas. En este fragmento de los postulados de Gall lo podréis comprobar.

El aspecto de los nativos americanos es todavía más deplorable. Envueltos durante siglos por el conocimiento, emprendimiento, energía y la incitación a la mejora de las instituciones europeas. Permanecen, en el tiempo presente, tan miserables, nómadas, sin hogar y sin ley como lo eran sus ancestros cuando Colón puso pie en su suelo.

PhrenologyPix.jpg

En los postulados, Gall proponía qué existían 27 facultades asociadas a órganos cerebrales concretos. Pero los frenólogos nunca llegaron a un acuerdo sobre el número y características de estas regiones. Los postulados son 6 y dicen que:

  1. El cerebro es el órgano de la mente; como os mencioné arriba esta afirmación se confirmó posteriormente.

  2. La mente se compone de facultades; es decir, no es un órgano unitario y se compone de especialidades.

  3. Cada facultad se localiza en un órgano; Gall decía que las facultades mentales son diferentes y únicas, debían localizarse en “órganos” separados del cerebro.

  4. El tamaño de un órgano indica su poder; el tamaño de cada órgano en comparación con el resto del cerebro se toma como un signo del desarrollo de una facultad determinada, según la frenología, claro.

  5. Los órganos determinan la forma del cráneo.

  6. La superficie del cráneo revela la mente; dado que el desarrollo de los órganos (y por tanto de las facultades) influye en la forma del cráneo, el análisis de su superficie permite determinar la personalidad y el resto de rasgos mentales de una persona.

Como os dije al principio, por suerte a día de hoy está pseudociencia está más que denostada y son pocos los que creen en ella... No como en otras de las que hablaros en los siguientes artículos.

 

*En 1861 Paul Broca descubrió que el centro del habla estaba en el cerebro