"Granjas de cadáveres" para ayudar a los forenses

"Granjas de cadáveres" para ayudar a los forenses

Pues sí existen este tipo de "granjas" en EEUU asociadas al área de antropología de varias universidades. En ellas se estudian los distintos estados de descomposición del cuerpo humano.

En la descomposición de un cuerpo humano intervienen muchos factores:humedad, temperatura, insectos e incluso la comida que ingirió antes de su muerte. Este tipo de granjas están pensadas como un laboratorio al aire libre donde los investigadores pueden ahondar en los procesos que suceden después de la muerte. .

El año pasado, un estudio de estos cuerpos en descomposición esbozó un método para establecer el tiempo que lleva muerto mediante la comprensión de cómo y cuándo bacterias vienen y van de un cadáver fresco. Las técnicas actuales tienden a centrarse en la colonización de insectos, pero esto puede ser poco fiable ya que las condiciones climáticas pueden influir en el comportamiento de los insectos. También se pueden utilizar para enseñar a los perros cómo rastrear el olor de un cadáver y en experimentos que estudian cómo la descomposición afecta características faciales, huellas dactilares y hasta qué punto el ADN puede ser recuperado con éxito.

Como os podéis imaginar este tipo de granjas tienen muchos detractores que argumentan que existen mejores formas de realizar esta investigación.

bodyfarm0.jpg

Estas  preocupaciones van desde la reducción del valor de las propiedades cercanas a su capacidad de atraer buitres y coyotes.

También se cuestiona la eficacia de estas explotaciones en términos de investigación. Los cadáveres humanos son más relevantes para las investigaciones que los cadáveres de cerdos, pero los cadáveres de animales son mucho más fáciles de obtener. Los experimentos llevados a cabo en las granjas han utilizado en pocas ocasiones más de tres o cuatro cuerpos lo que ha llevado a algunos científicos a considerar sus resultados anecdóticos.

En el futuro, podría haber una manera de modelar con precisión el proceso de descomposición para que pueda ser estudiado sin la necesidad de cadáveres reales, pero por ahora, las granjas de cuerpo son un recurso útil, aunque un poco inquietante