Islas Cíes, su historia

 "Archipiélago situado al noroeste de la península ibérica, en la boca de la ría de Vigo, parte de las Rías Baixas gallegas, formado por tres islas: Norte o Monteagudo, Del Medio o do Faro y Sur o San Martín" Wikipedia.

La gran mayoría de vosotros conoceréis estas islas (tanto si sois gallegos como si no) ya que son uno de nuestros patrimonios naturales más importantes. Pues hoy os voy a contar un poquito su historia y como se formaron.

Antes todo esto era costa...

Su formación ocurrió en la Era Cenozoica cuando una parte de la costa se hunde, provocando la formación de las rías al introducirse el mar. Con lo que las Islas Cíes en realidad son los picos de las sierras costeras que en ese hundimiento quedaron cubiertas por el Océano Atlántico.

Como pasa en la gran mayoría del territorio gallego su flora autóctona, como la higuera o el rebollo, han sido sustituidas por pino y eucalipto. Su fauna consiste en... ¡GAVIOTAS! Aquí se encuentra la colonia más grande del mundo de gaviotas de patas amarillas ( si, esas que os roban la comida o la Gopro). Pero no solo de gaviotas viven las Cíes, también nos podemos encontrar aves rapaces, pequeños mamíferos como las musarañas, además, claro está, de poder disfrutar de sus espectaculares fondos marinos.

Playa de Rodas, Imagen de Mar de Ons

Playa de Rodas, Imagen de Mar de Ons

En los 80 fueron declaradas parque natural, debido a su gran valor medioambiental y al rápido deterioro que estaba sufriendo. En el 2002 se crea el Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia, formado por un conjunto de archipiélagos, islas e islotes que son las Cíes, Ons, Sálvora, Noro, Vionta, Cortegada y Malveiras. Además tienen la consideración de ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) y se encuentra incluida en la Red Natura 2000. En las Cíes están excluidas, por tanto, todas las actividades que alteren o pongan en peligro la estabilidad de los ecosistemas. 

Por todo el valor que tienen estas islas, han presentado su candidatura para que entren a formar parte de la Unesco.

Y ya sabéis, si vais a Cíes respetad su fauna y flora y ¡No ensucieis!