Las terapias alternativas reducen drásticamente las probabilidades de sobrevivir al cáncer

Las terapias alternativas reducen drásticamente las probabilidades de sobrevivir al cáncer

Las terapias alternativas o "medicina" alternativa es toda práctica que afirma tener los mismos efectos que la medicina pero que no está apoyada en pruebas obtenidas mediante el método científico, por lo que su efectividad no ha sido probada más allá del efecto placebo.

ALTERNATIVO NO SIGNIFICA MEJOR Y SIN EFECTOS SECUNDARIOS

Un equipo de investigación médica de Yale dirigido por Skyler Johnson decidieron estudiar el grado de supervivencia frente al cáncer entre los pacientes que escogen el tratamiento médico y los que deciden usar las terapias alternativas. Los registros de la US National Cancer Database proporcionaron datos sobre 281 personas con cuatro tipos de cáncer - pulmón, mama, próstata o colorrectal - que buscaron métodos alternativos para tratar la enfermedad, en lugar de los tratamientos efectivos como son quimioterapia, radioterapia o cirugía.

"Estos tratamientos alternativos podrían ser hierbas, botánicos, homeopatía, dietas especiales o cristales de energía, que son básicamente piedras que la gente cree que tienen poderes curativos", dijo Johnson. El equipo de investigación no conoce con qué terapia alternativa se trataron.

Este grupo fue comparado con 560 otras de edades y razas similares que también tenían cáncer, pero decidieron tratarse con medicina.  Al compararlos descubrieron que los que se trataron con terapias alternativas aumentaban en dos veces y media su probabilidad de morir en los 5 años posteriores al diagnostico.

También se comprobó que los que decidieron probar tratamientos alternativos fueron personas con poder adquisitivo o educación alta. Estos tratamientos a menudo son caros, especialmente cuando se sabe que no funcionan.

"Es una industria multimillonaria. La gente paga más por esos tratamientos alternativos que por tratamientos estándar ", dijo John Bridgewater, oncólogo en el Hospital Universitario de Londres, a New Scientist.

Este tipo de tratamientos pueden parecer atractivos cuando tenemos que enfrentarnos a los efectos secundarios de la quimioterapia. Pero desde el punto de vista sanitario se debe concienciar a los pacientes de que estos tratamientos han pasado las pruebas científicas necesarias para asegurarnos de su seguridad y efectividad. 

Foto de portada: Peter Macdiarmid/Getty Images

New scientist, Journal of the national cancer institute