Vacunas frente al Cáncer

Dos pequeños ensayos clínicos han mostrado muy buenos resultados en las respuestas que provocaban las vacunas personalizadas.

El cáncer puede afectar a todas y cada una de las partes del cuerpo humano de formas muy variables. Así, mientras que las vacunas desarrolladas como parte de estos estudios publicados en la revista Nature podrían conducir a una nueva era de terapias anticancerosas, no son una "cura" para todas las formas de cáncer.

Aunque estas vacunas son nuevas, las vacunas contra el cáncer en general no lo son. Los investigadores exploraron la posibilidad de crearlas personalizadas para las mutaciones del cáncer de un individuo con el fin de combatir tumores. Los dos ensayos clínicos realizados hasta ahora son pequeños. En ellos, los investigadores diseñaron vacunas individualizadas con la esperanza de que dieran al paciente la capacidad de combatir los tumores de una manera optimizada para su biología. Estos estudios también señalaron el potencial de combinarlas con inmunoterapias para dar al cuerpo una mayor posibilidad de combatir la propagación de un cáncer. En un sentido básico, estas vacunas son células cancerosas combinadas con agentes estimulantes del sistema inmune. No es diferente de cómo funcionan las vacunas contra la gripe, por ejemplo, que combinan el virus con ingredientes diseñados para activar una respuesta inmune.

En el primero de los dos ensayos clínicos, 4 de los 6 pacientes no vieron regresar sus tumores. Los 2 restantes finalmente entraron en remisión completa con tratamiento adicional. En el segundo ensayo, 8 de cada 13 pacientes permanecieron libres de tumores más de un año después del estudio. En los 5 restantes, sus tumores se habían diseminado ya en el momento en que recibieron la vacuna, pero dos de sus tumores se redujeron. Otros 5 entraron en remisión completa después de recibir tratamiento adicional.

De acuerdo con Cornelis Melief, inmunólogo del Centro Médico de la Universidad de Leiden en los Países Bajos, , "Este avance es, potencialmente, un cambio de juego ... Los dos documentos realmente indican que los pacientes experimentaron un beneficio clínico

EL FUTURO DEL TRATAMIENTO

Como se ha indicado anteriormente, sólo dos pequeños ensayos clínicos se han completado hasta el momento. Estas vacunas personalizadas podrían parecer nuestra mayor arma en la lucha contra los tumores, pero estos estudios son sólo el comienzo. Aunque los resultados parecen prometedores no son un indicador directo de éxito. Se necesitarán realizar investigaciones y ensayos adicionales antes de que la idea de vacunas contra el cáncer pueda implementarse a mayor escala.

No sólo la vacuna sería capaz de ser personalizada y especificada para la biología de un individuo y mutaciones específicas, también podría adaptarse para el tipo de cáncer. Y, cuanto más podamos individualizar el tratamiento, al parecer, mejorará la oportunidad que tendremos de dar a cada paciente.