Viajes espaciales: La microgravedad fortalece las bacterias

Viajes espaciales: La microgravedad fortalece las bacterias

Las bacterias mutan y proliferan en condiciones similares al espacio, está es la conclusión del estudio más riguroso hasta la fecha. En el estudio se observó el desarrollo de E. coli durante 1.000 generaciones en un recipiente giratorio diseñado para simular la microgravedad.

Madhan Tirumalai de la Universidad de Houston y del Instituto de Astrobiología de la NASA, ha descubierto que las bacterias mutan y proliferan en condiciones similares a las del espacio. 

Encontró que las bacterias desarrollaron 16 mutaciones, y cuando fueron colocadas junto a las células normales de E. coli, crecieron alrededor de tres veces más colonias y mantuvieron una ventaja adaptativa del 72 por ciento. Además, sus adaptaciones se mantuvieron aun cuando los investigadores trataron de borrarlas.

Algunos de los cambios fueron ligeramente preocupantes: las mutaciones afectaron los genes relacionados con la producción de biofilm, que a menudo hace que las células más robustas y virulentas. Sin embargo, no todas las mutaciones requieren un cambio negativo. De hecho, como escribió Tirumalai, la E. coli todavía era susceptible a los antibióticos. Es decir, incluso si la microgravedad convierte las bacterias en superbacterias, todavía podemos confiar en los antibióticos.

Esto podría ser una preocupación para los futuros viajeros espaciales. El E. coli es una bacteria relativamente benigna, pero otras podrían poner en peligro misiones enteras (pueden costar vidas y dinero insustituibles) si se mutan de una manera violenta o no tratable. Las consecuencias potenciales se vuelven más preocupantes cuando consideramos que un estudio de 2013 encontró que en el espacio las células inmunes humanas "no son capaces de responder a un patógeno" lo que "significa que será más fácil, para los astronautas, enfermar porque su sistema inmune estaría debilitado".

Tirumalai explica: "Necesitamos experimentar más, especialmente con el vuelo espacial humano ganando empuje en los últimos años." Las consideraciones prácticas - como la forma en que la microgravedad afecta a las bacterias y nuestros cuerpos, así como las consecuencias potenciales del aislamiento en nuestra salud mental - deben ser tratadas antes de embarcarnos, particularmente cuando se trata de vuelos largos como el plan para ir a Marte.