El descubrimiento de unos nuevos fósiles de Homo Sapiens reescriben la historia.

El descubrimiento de unos nuevos fósiles de Homo Sapiens reescriben la historia.

Este hallazgo altera la narración de los orígenes humanos y ayuda a llenar los detalles que faltan en nuestra evolución como especie.

El pasado miércoles se informó sobre el descubrimiento de los restos más antiguos conocidos del Homo sapiens en Marruecos. Los huesos y otros restos tienen aproximadamente 300.000 años. Esto proporciona nuevas perspectivas sobre los orígenes de la humanidad, como por ejemplo que los seres humanos evolucionaron antes de lo que se creían. Los fósiles también indican que a pesar de las diferencias fundamentales en los cerebros de los humanos modernos y los primeros Homo sapiens, nuestros rostros se asemejan mucho a los de nuestros antepasados.

"No evolucionamos desde una sola cuna de la humanidad en algún lugar de África oriental", dijo el paleoantropólogo Phillipp Gunz, coautor de los dos nuevos estudios sobre los fósiles, al diario The New York Times

Hasta este  hallazgo en Jebel Irhoud, los fósiles humanos más antiguos datan sólo de 195.000 años. Estos nuevos fósiles hacen creer a los expertos que nuestra especie evolucionó no en África Oriental (específicamente cerca de Etiopía) sino en África occidental donde está situado Marruecos.

A la izquierda los restos de Homo Sapiens, a la derecha los de un humano moderno.

A la izquierda los restos de Homo Sapiens, a la derecha los de un humano moderno.

Con estos fósiles se confirma que el Homo sapiens tenía la cara más plana, similares a las nuestras. Christopher Stringer, paleoantropólogo del Museo Nacional de Londres, especula que las caras aplastadas de los primeros Homo sapiens pueden estar relacionadas con el habla. "Realmente estamos en las primeras etapas de tratar de explicar estas cosas", dijo al New York Times.

El Dr. Gunz y su equipo creen que el Homo sapiens puede haber evolucionado a través del continente como una red de grupos. La única manera de que podamos saber con certeza y resolver otras preguntas que estos resultados pueden plantear será a través de la investigación adicional, que requerirá financiación adecuada.

Fuentes: Nature