Los problemas de la energía solar

Las nuevas plantas eólicas y de energía solar suelen ser más baratas que las nuevas plantas de carbón, nucleares o de gas natural. Según las estimaciones de coste de energía (LCOE) en Estados Unidos se muestra que las energías renovables a escala de la empresarial son mucho menos caras que las convencionales.

La electricidad, una necesidad básica, que además está muy regulada, pero no sólo porque todos la necesitamos. Esta regulación se debe a la historia de la infraestructura energética en EEUU, que se desarrolló desde cero hace más de 100 años. Ahora, las compañías eléctricas se benefician de la venta de electricidad, pero también asumen la responsabilidad de mantener estas líneas eléctricas y las reparaciones de las rejillas envejecidas. Así es como los reguladores trabajan para equilibrar las necesidades de los consumidores con las necesidades de las empresas energéticas.

Cuando entra la energía solar en escena, algunas empresas y residencias instalaron paneles. De repente, los clientes requirieron menos energía de la red y exigieron el pago de la energía que devolvían. En contraste, la ley en muchos lugares reconoce que a diferencia de las compañías eléctricas, los usuarios individuales que instalan la energía solar no están ayudando a mantener la red eléctrica como lo hace una compañía eléctrica tradicional. Como reacción a esto, están cobrando a clientes una prima para utilizar energía solar, aunque es más barata, o en algunos casos, libre (Florida es uno de los estados más caros). California requiere que todos los clientes de electricidad contribuyan al mismo ritmo al mantenimiento de la red, sea cual sea el poder que utilicen o contribuyan, y luego calcula los cargos de energía.

Por otra parte, muchos metros de la electricidad no pueden trabajar a la inversa. Un problema adicional es el de "conectar" las granjas solares donde solían ser las centrales a base de carbón. La tecnología no es la misma.

Muchos argumentan que otra barrera sustancial a la transición solar es una falta de financiamiento. Dado que se trata de una tecnología más reciente, no hay tantos sistemas de financiación aunque esto está cambiando (En EEUU en España es otro cantar). Otro tema que ha impulsado el retroceso de la energía solar en Estados Unidos es la obsesión sobre si el cambio climático es real. También está el argumento de que "el gobierno" no debería promover la energía limpia ni subvencionarla, a pesar de que los subsidios a la energía convencional han sido magnánimos y numerosos. 

Poco a poco el cambio a energías renovables se hará realidad, ya que sabemos que el cambio climático es real.