La NASA pretende ver que hay en el interior de Europa, la Luna de Júpiter

La NASA pretende ver que hay en el interior de Europa, la Luna de Júpiter

Una de las razones principales para aterrizar en Europa es averiguar lo que podría estar debajo del hielo. La NASA ha dejado claro que tiene la intención de enviar una misión a esta helada luna de Júpiter en la próxima década.

La NASA ha concedido una subvención a un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Arizona para construir un sismómetro (Instrumento para registrar la intensidad de los temblores  durante un terremoto) especialmente diseñado para el Lander (la sonda que enviarán a Europa) utilizará para escuchar el interior de Europa. Conocido como el sismómetro para la exploración de la subsuperficie de Europa (SESE), este dispositivo ayudará a los científicos a determinar si el interior de Europa es propicio para la vida.

Según el perfil para el Europa Lander, este "micrófono" se montará en la sonda robótica. Una vez que alcance la superficie de la luna, comenzaría a recolectar información sobre el entorno subsuperficial de Europa. Esto incluiría datos sobre sus mareas y movimientos naturales lo que determinaría el espesor de la superficie helada. También determinaría si la superficie tiene bolsas de agua - es decir, lagos subterráneos - y ver con qué frecuencia el agua sube a la superficie. Durante algún tiempo, se sospechó que el "terreno del caos" de Europa sería el lugar ideal para buscar evidencia de vida. Este "terreno del caos" esta compuesto básicamente por un lío desordenado de crestas, grietas y llanuras, se cree que son lugares donde el océano subsuperficial interactua con la corteza helada.

Cualquier evidencia de moléculas orgánicas u organismos biológicos sería más fácil de encontrar en esas grietas. Además, los astrónomos también han detectado "plumas de agua" procedentes de la superficie de Europa. Estas plumas se consideran como una de las mejores apuestas para encontrar evidencia de vida en el interior. Pero antes de que puedan ser exploradas directamente se debe determinar dónde residen los depósitos de agua debajo del hielo y si están conectados al océano interior.

Y aquí es donde instrumentos como el SESE entrarían en juego. Hongyu Yu es un ingeniero de sistemas de exploración de la Escuela de Exploración Terrestre y Espacial de ASU y líder del equipo de SESE. Como dijo en un reciente artículo de ASU Now, "Queremos escuchar lo que Europa tiene que decirnos. Y eso significa poner un "oído" sensible en su superficie".

Desde narcolépticos estaremos muy atentos a ver que nos cuenta Europa.