Hemos creado una burbuja alrededor de la Tierra

Hemos creado una burbuja alrededor de la Tierra

¿Y Cómo? Pues gracias a las comunicaciones de radio. Estas han creado una barrera impermeable a las radiaciones exteriores, según los datos de la NASA.

Los datos recopilados por las sondas enviadas por la NASA en el año 2012 para estudiar los cinturones de Van Allen* nos indican que han cambiado la configuración magnética de la Tierra. Los científicos al observar la actividad de las partículas cargadas procedentes del Sol han detectado que parte de esa radiación queda retenida por una especie de barrera. En el trabajo publicado en la revista Space Science Reviews concluyen que esa barrera es de origen humano debida a nuestras emisiones de ondas de radio.

 “Un buen número de experimentos y observaciones han puesto de manifiesto que, bajo las condiciones adecuadas, las comunicaciones de radio de baja frecuencia (VLF) pueden afectar claramente a las propiedades del entorno de alta radiación alrededor de la Tierra”, dice Phil Erickson, director asistente del Observatorio Haystack del MIT, en Massachusetts.

¿Y cómo es esto posible?

Pues las culpables son las ondas VLF, como decía antes, que se emiten desde estaciones en tierra y se utilizan, fundamentalmente, para comunicarse con los submarinos. Estas ondas presentan una gran capacidad para penetrar en el océano, y es esta capacidad la que hace que se extiendan más allá de la atmósfera y generen una especie de burbuja en torno a nuestro planeta.

Los resultados de este estudio indican que, de manera accidental, las emisiones VLF están sirviendo para detener parte de la radiación exterior que impacta con nuestro planeta y mantener alejadas estas partículas. Incluso hablan de la posibilidad de utilizar este tipo de emisiones de radio para proteger el planeta de grandes tormentas solares e impedir o limitar los daños que producen en los equipos electrónicos.

*Ciertas zonas de la magnetosfera terrestre donde se concentran las partículas cargadas.