Antibióticos medievales

Un equipo llamado Ancientbiotics está trabajando en una base de datos de métodos médicos medievales, que podrían ayudar en la resolución de problemas médicos actuales.

Durante mucho tiempo, la medicina medieval ha sido descartada como irrelevante. Este período de tiempo se conoce popularmente como la "Edad Oscura", que erróneamente sugiere que no fue iluminado por la ciencia o la razón. Sin embargo, algunos medievalistas y científicos están volviendo a la historia buscando pistas para la búsqueda de nuevos antibióticos.

El aumento de microorganismos resistentes a los antibióticos significa que siempre es necesario encontrar nuevos fármacos para luchar contra ellos que ya no son tratables con los antibióticos actuales. Pero el progreso en la búsqueda de nuevos antibióticos es lento. Aproximadamente 700.000 personas en todo el mundo mueren anualmente de infecciones resistentes a los medicamentos. Si la situación no cambia, se estima que estas infecciones matarán a 10 millones de personas al año para 2050.

El equipo está formado por: medievalistas, microbiólogos, químicos medicinales, parasitólogos, farmacéuticos y científicos de datos de múltiples universidades y países.

La extracción de la piedra de la locura, El Bosco(1475-1480)

La extracción de la piedra de la locura, El Bosco(1475-1480)

La medicina europea premoderna ha sido poco estudiada en comparación con las farmacopeas tradicionales de otras partes del mundo.  Hoy en día, la palabra "medieval" se utiliza como un término despectivo, que indica el comportamiento cruel, la ignorancia... Esto perpetúa el mito de que el período es indigno de estudio.

Ciertamente, hay supersticiones y tratamientos medievales que no replicaríamos hoy, como purgar el cuerpo de un paciente de humores patógenos. Sin embargo, este trabajo sugiere que podría haber una metodología detrás de las medicinas de los practicantes medievales, a través de la tradición de observación y experimentación.

La base de datos podría dirigirnos a nuevas recetas para probar en el laboratorio para la búsqueda de nuevos antibióticos.

Pero a pesar de todo no os automediquéis, aunque os lo recomiende la vecina del 5º o vuestro cuñado...