China disminuye su consumo de combustibles fósiles

China disminuye su consumo de combustibles fósiles

China es uno de los países que más contribuyen al calentamiento global, pero últimamente ha estado trabajando en disminuir su dependencia del carbón.

China es una de las naciones más grandes a nivel industrial lo hace que sea también una de las mayores contribuidoras al calentamiento global (Que existe, aunque el Señor Trump se niegue a creerlo).

En los últimos años han hecho avances significativos en la implementación y aplicación de propuestas y políticas a nivel nacional para minimizar sus emisiones de carbono. Por ejemplo, introdujo un tope en el uso del carbón en el país; anularon la construcción de 104 nuevas plantas de carbón y se centraron en las energías renovables, como la hidroeléctrica, la eólica y la solar.

Según datos iniciales publicados por la Oficina Nacional de Estadísticas de China (NBS), el consumo de carbón del país disminuyó un 4,7% el año pasado. La participación del carbón en la volumen total de energía de China se sitúa en 62 por ciento, con la energía solar creciendo un 81.6% y la energía eólica 13.2% desde 2015.

En el año 2014, China informó que logró reducir el uso del carbón en un 1.28 por ciento, mientras que puede no parecer un número significativo, es notable porque esta fue la primera vez que el uso del carbón cayó en China en este siglo.

La caída constante de las emisiones globales en los últimos años puede atribuirse en buena medida a los esfuerzos realizados por China y EE.UU, que son los principales productores mundiales de emisiones de carbono.

Además, la demanda de energía ya no está vinculada a la actividad económica de China. Junto con los esfuerzos del país por diversificar sus fuentes de energía y el apoyo a las instalaciones de energía renovable, el país está marcando realmente la lucha contra el cambio climático.