¿A quién llamamos? ¡Cazafantasmas!

¿A quién llamamos? ¡Cazafantasmas!

Brian Cox es un físico y divulgador británico, además de teclista de un grupo pop en los 90, que trabaja en el proyecto Atlas del acelerador de partículas (LHC) en el CERN, Suiza.

El LHC es el acelerador de partículas más grande y más potente construído. Esta compuesto por un anillo de 27 kilómetros de longitud con imanes superconductores y estructuras aceleradoras que lo que hacen es aumentar la energía de las partículas que se esperan estudiar. Dentro del acelerador, dos haces de alta energía se ven obligados a chocar mientras viajan en direcciones opuestas a velocidades cercanas a la velocidad de la luz.

En él, los científicos e ingenieros que trabajan en el CERN ponen a prueba diferentes propiedades de las partículas elementales y, hasta ahora, han aprendido sobre la descomposición de partículas, han encontrado indicios de nuevas partículas y han reexaminado lo que sabemos sobre el Big Bang. Es a partir de esta investigación que Brian Cox cree que puede descartar la existencia de lo paranormal por completo.

Imagen del LHC, Cern

Imagen del LHC, Cern

Cox durante la emisión del programa de radio "The Infinite Monkey Cage" de la BBC que se centró en la intersección de la ciencia y lo paranormal, dijo:

"Si queremos que persista algún tipo de patrón que lleve información sobre nuestras células vivas, entonces debemos especificar con precisión qué medio lleva ese patrón y cómo interactúa con las partículas de materia de las cuales se hacen nuestros cuerpos. En otras palabras, debemos inventar una extensión al Modelo Estándar de Física de Partículas que ha escapado a la detección en el Gran Colisionador de Hadrones. Eso es casi inconcebible en las escalas de energía típicas de las interacciones de partículas en nuestros cuerpos"
Neil deGrasse Tyson, que estaba en el programa, continuó  "Si entiendo lo que acaba de declarar, acaba de afirmar que el CERN ha desmentido la existencia de fantasmas. Cox dijo "Sí".

De lo que habla Cox depende en gran medida de la capacidad del LHC para recoger hasta  las más pequeñas ráfagas de energía que se pueden encontrar en las colisiones entre partículas. Eso significa que cualquier forma de energía de una entidad paranormal debe ser fácil de detectar.  Y hasta el momento, no se ha encontrado tal evidencia. 

¡Ojo! Que esto no significa que por las noches no te encuentres algún que otro fantasma, pero estas entidades están formadas sobre todo por grandes cantidades de alcohol.