Los Nearndertales asturianos se automedicaban

Los Nearndertales asturianos se automedicaban

A partir del análisis de la placa dental de dos individuos hallados en la cueva del Sidrón (Asturias) se comprobó que estos consumían ciertos hongos para tratar infecciones y también tomaban corteza de álamo como analgésico.

Cuando pensamos en los Neandertales nos los imaginamos brutos, vastos y con una inteligencia menor a la del Homo Sapiens, pero poco a poco estas teorías se van descartando. 

La penicilina (antibiótico) fue descubierta por Fleming en 1928, pero hace 49000 años los Neandertales ya consumían este hongo para, en el caso analizado, tratar un absceso dental. Ademas de tratarse con antibiótico también mascaban corteza de álamo que contiene salicílico (principio activo de la Aspirina).

"Probablemente paliaban el dolor y combatían las infecciones masticando hierbas mohosas que contenían esos hongos que producen los antibióticos, aunque lógicamente no los tendrían aislados", afirma Antonio Rosas, coautor de este estudio, publicado esta semana en la revista Nature.

El sarro de los dientes conserva durante miles de años el ADN de los microorganismos que vivieron en la boca, los patógenos del tracto respiratorio o de los restos de comida que ingería un individuo. Por eso, a partir de su análisis se pueden determinar también algunas de las enfermedades que padecían o los alimentos que ingerían. 

En la misma línea que otras investigaciones recientes, este estudio confirma que los neandertales tenían un nivel de desarrollo superior a lo que hasta hace algunos años se pensaba en la comunidad científica: "Se presentaban como primitivos y retrasados pero, aunque eran una especie humana diferente a la nuestra, sus capacidades adaptativas y su cultura eran similares a la nuestra", afirma Rosas.