Los rayos cósmicos revelan una cámara secreta en la pirámide de Keops

Los rayos cósmicos revelan una cámara secreta en la pirámide de Keops

"El muón es una partícula elemental, lo que significa que no se descompone en otras partículas. Actualmente solo se encuentra en los rayos cósmicos y en los laboratorios. No existe de forma permanente en el universo, pues su existencia es muy efímera (2,2 microsegundos). Los producen los rayos cósmicos y son una de las formas naturales de radiación a la que estamos expuestos diariamente. Hasta las últimas décadas, su estudio se centraba en entender su origen y propiedades, pero se está también investigando posibles aplicaciones, desde radiografiar pirámides hasta detectar restos radiactivos para realizar limpiezas y reparaciones"  Foro Nuclear 

La gran pirámide de Guiza o pirámide de Keops, es la más antigua de las 7 maravillas del mundo. Se construyó por el mandato del faraón de la cuarta dinastía del Antiguo Egipto, Keops. El arquitecto de dicha obra es Hemiunu. 

Un equipo internacional de investigadores liderado por Kunihiro Morishima de la Universidad de Nagoya (Japón) y Mehdi Tayoubi del Heritage Innovation Preservation Institute (Francia) se han unido para conocer mejor su interior y descubrir mejor los secretos de la pirámide utilizaron una técnica no invasiva: los muones.

Como os decía más arriba estas partículas son producidas por los rayos cósmicos que apenas interaccionan con la materia, pero si se absorben parcialmente por las piedras cambiando su trayectoria. Este cambio en la trayectoria de los muones según atraviese aire o piedra es lo que permite distinguir cavidades en estructuras sólidas.

Para estudiar la estructura interna de la pirámide el equipo también ha utilizado la realidad virtual aumentada. / ScanPyramids mission

Para estudiar la estructura interna de la pirámide el equipo también ha utilizado la realidad virtual aumentada. / ScanPyramids mission

Gracias a esta técnica se ha descubierto una nueva cámara en la pirámide, y los datos se han publicado en la revista Nature “Se trata de un vacío que tiene al menos 30 metros de largo, compuesto de una o más estructuras, con una disposición horizontal o inclinada, y que está situado entre 50 y 70 metros del suelo justo encima de la Gran Galería –la principal estructura interna conocida hasta ahora en la gran pirámide–, además de tener una sección transversal similar a ella”.

Este estudio lo han realizado tres equipos independientes utilizando diversas tecnologías de muones para confirmar, con un nivel de confianza del 99,9999 %, la existencia de esta cavidad o vacío, denominado ScanPyramids Big Void. En octubre de 2016 los investigadores ya anunciaron el hallazgo de otra cavidad en la cara norte.

Los autores reconocen que la estructura exacta y el papel que desempeña esta cavidad oculta siguen siendo desconocidas, pero consideran que el descubrimiento allanará el camino para futuros estudios que ayuden a comprender mucho mejor la pirámide y su proceso de construcción, además de afirmar: “Estos hallazgos muestran cómo la física de partículas moderna puede arrojar nueva luz sobre el patrimonio arqueológico mundial”.