¿Jubilación a los 75 años?

Una sociedad más envejecida hace replantearse a las distintas naciones la edad de jubilación. Se estima que en Japón en el 2035 los mayores de 65 años sean un 33% y en el 2060 un 40%.


A día de hoy hemos creado las condiciones que han hecho vivir vidas más largas y más sanas, también el crecimiento de los avances tecnológicos que están haciendo posible extender nuestras vidas. Los avances en la investigación médica, específicamente en los campos de la genética y la biotecnología, han conducido a una mejor atención médica y tratamiento.

Elizabeth Blackburn, ganadora de un Premio Nobel. afirma haber encontrado la clave para dejar de envejecer, mientras que una nueva técnica antienvejecimiento acaba de empezar sus ensayos clínicos. Por otra parte hay más apoyo en la comunidad científica para categorizar el envejecimiento como una enfermedad, presentando así la oportunidad de "tratar" los síntomas para prolongar la vida.

Esta longevidad afectará el funcionamiento de la sociedad. De hecho, en algunas partes del mundo, ya lo ha hecho. En los últimos años Japón ha experimentado una nueva tendencia en su fuerza de trabajo (Hay menos personas que pertenecen a la franja de edad de trabajar, y el porcentaje será menor en los próximos años)

Según el censo de 2015, el 26,7 por ciento de los japoneses tienen 65 años o más. Es una cifra que se espera que aumente a 33 por ciento en 2035 y 40 por ciento en 2060. Un grupo de médicos y profesores universitarios han creado la Sociedad Gerontológica Japonesa y piensan que este aumento de la longevidad muestra que es hora de reconsiderar lo que significa ser considerado un jubilado.

Normalmente, las personas se jubilan a los 65 años. Este grupo está sugiriendo, según un informe de NHK World, que este umbral sea trasladado a 75 años. Parece que los propios ancianos están de acuerdo con ésta idea, especialmente porque muchos de ellos continúan trabajando más allá de los 65 años. De hecho, el Japan Times informa en una encuesta de personas de más de 60 años que el 70 por ciento de los encuestados quiere seguir trabajando incluso después de cumplir 65 años.

"La pregunta es si los cambios serán acompañados por reformas sistemáticas para permitir que las personas que estén dispuestas a seguir trabajando para hacerlo", según un editorial de Japan Times. Huelga decir que las disposiciones para la jubilación a los 75 años tienen que definirse además de permitir exenciones en casos en que los ancianos ya no estén capacitados para trabajar.

Y a vosotros ¿Qué os parece? ¿Es esto extrapolable a España? ¡Estaremos encantados de que lo comentéis tanto aquí como en nuestras redes sociales!