¡Aarg! Maldita resaca...

¡Aarg! Maldita resaca...

"Cuadro de malestar general que se padece tras un consumo excesivo de bebidas alcohólicas, aunque no lo suficiente para llegar al coma profundo" Wikipedia.

Cena de Nochevieja: comes, bebes, postre, uvas, brindas por el año nuevo y sigues de fiesta. Copa tras copa el alcohol sube y tu vergüenza baja...  

Pero ¿Sabes lo que le pasa a tu cuerpo?

Con el primer sorbo de alcohol tu hígado se pone manos a la obra. Transforma el alcohol en etanol (si es "garrafón" obtendremos metanol) mediante una enzima llamada alcohol deshidrogenasa, el etanol a su vez pasará a acetaldehído mediante la aldehído deshidrogenasa, y se descompondrá rápido o no. Cuanto más alcohol bebes más trabajo tienen las enzimas con lo que llega un momento que se saturan y el acetaldehído se acumulará.

Primero te sientes desinhibido, sociable, eufórico y tendrás un lenguaje incoherente que sólo tus amigos etílicos como tú entenderán. Más tarde, visión borrosa, problemas motores (falta de coordinación, problemas al andar) mareos, nauseas, vómitos y en casos graves se puede llegar al coma. Y al día siguiente está ahí, implacable... ¡La Resaca!

Nuestro amigo el alcohol no se queda solo en los efectos que nos produce una noche de fiesta, llega más allá. Deshidratación (debido a la inhibición de la hormona que regula la absorción de agua en el riñón), dolor de cabeza (se deshidratan las meninges), acidez, nauseas y vómitos (aumenta la producción de ácidos gástricos).

Estos son los síntomas típicos de la resaca ¿Las vuestras son así? ¡Contádnoslo!

Desde Narcolépticos abogamos por un consumo moderado de alcohol.

* Imagen de la portada pertenece a la película de Resacón en las Vegas