¡Aarg! Maldita resaca...

"Cuadro de malestar general que se padece tras un consumo excesivo de bebidas alcohólicas, aunque no lo suficiente para llegar al coma profundo" Wikipedia.

Cena de Nochevieja: comes, bebes, postre, uvas, brindas por el año nuevo y sigues de fiesta. Copa tras copa el alcohol sube y tu vergüenza baja...  

Pero ¿Sabes lo que le pasa a tu cuerpo?

Con el primer sorbo de alcohol tu hígado se pone manos a la obra. Transforma el alcohol en etanol (si es "garrafón" obtendremos metanol) mediante una enzima llamada alcohol deshidrogenasa, el etanol a su vez pasará a acetaldehído mediante la aldehído deshidrogenasa, y se descompondrá rápido o no. Cuanto más alcohol bebes más trabajo tienen las enzimas con lo que llega un momento que se saturan y el acetaldehído se acumulará.

Primero te sientes desinhibido, sociable, eufórico y tendrás un lenguaje incoherente que sólo tus amigos etílicos como tú entenderán. Más tarde, visión borrosa, problemas motores (falta de coordinación, problemas al andar) mareos, nauseas, vómitos y en casos graves se puede llegar al coma. Y al día siguiente está ahí, implacable... ¡La Resaca!

Nuestro amigo el alcohol no se queda solo en los efectos que nos produce una noche de fiesta, llega más allá. Deshidratación (debido a la inhibición de la hormona que regula la absorción de agua en el riñón), dolor de cabeza (se deshidratan las meninges), acidez, nauseas y vómitos (aumenta la producción de ácidos gástricos).

Estos son los síntomas típicos de la resaca ¿Las vuestras son así? ¡Contádnoslo!

Desde Narcolépticos abogamos por un consumo moderado de alcohol.

* Imagen de la portada pertenece a la película de Resacón en las Vegas