NuskisComment

EL PRIMER “VIAJE” EN BICICLETA DE LA HISTORIA

NuskisComment
EL PRIMER “VIAJE” EN BICICLETA DE LA HISTORIA

Cuando para viajar no hace falta ni salir del laboratorio… 

Un poco de historia para ir calentando…

El cornezuelo del centeno (Claviceps Purpurea) es un hongo que afecta a varias especies de cereales y hierbas, aunque su principal víctima esel centeno.  Su nombre científico es ergotismo. En la edad media la intoxicación por el cornezuelo se  denominada “fuego del infierno” o “fuego de San Antón”, y decían que la única forma de curarla era rezando o saliendo en peregrinación a Santiago de Compostela, la explicación lógica a esto era que, una vez alejados del foco de infección, el pan de centeno infectado por cornezuelo, la enfermedad desaparecía por sí sola.

Albert Hofmann, químico suizo, empezó a estudiar compuestos derivados del cornezuelo del centeno para extraer sustancias con actividad farmacológica. Uno de esos compuestos, la dietilamida de ácido lisérgico (LSD) no le pareció interesante, yla apartó en un cajón, años después, en 1943, decidió hacer alguna prueba más con esta sustancia, pero mientras la estaba cristalizando, le cayó una gotita en la punta de los dedos (por eso chicos, son tan importantes los guantes), y claro, flipó en colores, literalmente.

A pesar de que la cantidad era muy pequeña Hofmann tuvo que dejar su trabajo ya que empezó a sufrir los efectos de esta.

“Me vi forzado a interrumpir mi trabajo en el laboratorio a media tarde y dirigirme a casa, encontrándome afectado por una notable inquietud, combinada con cierto mareo. En casa me tumbé y me hundí en una condición de intoxicación no desagradable, caracterizada por una imaginación extremadamente estimulada”

Albert Hofmann

Así que, como todo buen científico, Hofmann decidió experimentar los efectos del LSD en sí mismo. El 19 de Abril del 1943, Hofmann prueba una dosis de 250 microgramos, cuando la dosis habitual es de unos 20-30 microgramos. Como os podéis imaginar los efectos fueron muchísimo más potentes, apenas podía hablar, y le pidió a su ayudante que lo acompañase a casa, y no se le ocurrió mejor idea que volver en bicicleta.

Mientras iban de camino a la casa de Hoffman el viaje no fue del todo agradable, empezó a experimentar desdoblamiento temporal inducido, es decir, visión ondulada, iban a toda velocidad pero para él era como si estuvieran quietos (chicos, si os drogáis no conduzcáis, que en una bici es divertido, pero en un coche se lía y mucho). No se sostenía en pie y pensaba que se iba a morir,  tuvieron que llamar a un médico para determinar si existía algún síntoma anormal pero solo encontró unas pupilas dilatadas, ni siquiera tenía el pulso acelerado. Hofmann se recuperó sin problemas al día siguiente, y descubrió que no tenía los mismos efectos que otras drogas (ni resaca, ni dependencia…)

Que sepáis que el 19 de Abril, a partir de este día, fue elegido como el Día Mundial de la Bicicleta, ¡que cachondos!

El LSD fue usado más tarde en psiquiatría, pero se ilegalizó su consumo después de que en los 60, unos tipos melenudos lo descubrieran y les encantara.

Hofmann, que se pasó la vida investigando, ¡vivió hasta los 102 años!, también es el descubridor de la Quitina, que forma parte del caparazón de los crustáceos, arácnidos, etc.  y de la Psilocibina, componente activo de algunas setas alucinógenas, vamos, que los Hippies le deben mucho a nuestro querido científico.