¡Por qué tengo cosquillas!

¡Por qué tengo cosquillas!

Las cosquillas son una sensación que se experimenta en algunas partes del cuerpo que consiste en cierta conmoción desagradable o muy desagradable que suele provocar involuntariamente la risa.

Las ratas al igual que nosotros sienten cosquillas y gracias a ellas podremos saber el origen evolutivo de estas. Un par de investigadores del Centro Bernstein de Neurociencia Computacional de Berlín, insertaron electrodos en la zona somatosensorial del cerebro de 5 ratas y a continuación les hicieron cosquillas, en espalda, panza y cola.

Comprobaron que las neuronas de esa zona se estimulaban intensamente con las cosquillas en la panza, en menor medida en la espalda y nula en la cola. No solo encontraron este estímulo mientras les hacían cosquillas sino también cuando las ratas buscaban sus manos.

Con estos datos se parecen confirmar algunas hipótesis que apuntan a que las cosquillas surgen como un mecanismo evolutivo para fomentar el juego y las relaciones humanas.

Gracias a otra investigación del mundo de las cosquillas pudimos saber porque no podemos hacernos cosquillas a nosotros mismos. En 1998 Chris Frith, neuropsicólogo del Centro de Neuroimagen Wellcome Trust de Londres usó escáneres cerebrales para estudiar por qué la mayoría de las personas no reaccionan cuando se hacen cosquillas a sí mismas. Halló que el cerebelo (una zona que parece predecir el tipo de sensación que causará un movimiento) suprimía el cosquilleo. Sin embargo, las personas con esquizofrenia, que experimentan dificultades para distinguir las sensaciones procedentes del mundo exterior y las que ellos mismos se provocan, sí pueden hacerse cosquillas a sí mismas.

Bibliografía:

 http://www.sciencemag.org/news/2016/11/watch-these-ticklish-rats-laugh-and-jump-joy

http://www.nature.com/news/playful-rats-reveal-brain-region-that-drives-ticklishness-1.20973