Yo, Tonya. La película sobre Tonya Harding: MENTIRAS (y verdades)

"Yo, Tonya" se estrenó en España el 23 de Febrero de este año, 15 días antes de la ceremonia de los Oscars, cuando ya se sabía que Margot Robbie estaba nominada como mejor actriz (premio que finalmente obtendría Frances McDormand por "Tres anuncios en las afueras").

Es divertida, interesante y dramáticamente real. Pero poca gente sabe quién fue Tonya, la primera patinadora estadounidense en atreverse a hacer un "triple axel" en una competición.

La película sólo llegó a la 11ª posición recaudadora en esa primera semana: 27.010 espectadores y 178.852€. Se proyectó en 207 salas. Una pena, porque es una de las mejores películas de 2018 y, desde luego, una interpretación sublime de M. Robbie.

SINOPSIS: Década de los 90. Tonya Harding (Margot Robbie) es una prometedora patinadora artística estadounidense, la segunda en la historia capaz de completar en competición un salto de triple axel y llega a ser Olímpica. Pero su origen humilde (redneck) es una continua traba en su carrera. A esto se une protagonizar uno de los escándalos más sensacionalistas en la historia del deporte: su principal rival sufre un ataque por un matón a sueldo, y la sombra de la sospecha recae sobre el entorno de Tonya.

Es divertida porque Tonya es pura fuerza que se defiende de la vida con su mala hostia y su ingenio.

Es dramática porque el único elemento de su entorno que parece creer en ella y darle cariño es su padre, que acaba abandonándolas a ella y a su terrorífica madre (LaVona). Esa madre que llega incluso a lanzarle un cuchillo a su hija, a la que humilla constantemente y de la que no es capaz de sentirse orgullosa con ninguno de sus triunfos. Y que no llega a condenar nunca a su yerno por las palizas que le da a Tonya.

"Comenzó a golpearme a los pocos meses. Me dijo que no lo haría de nuevo. Pero pensé... Mi mamá me pega. Y ella me ama. Y pensé que era mi culpa. Eso... era lo único que conocía."

El hecho de ser redneck (estereotipo de un hombre/mujer blanco que vive en el interior de estados unidos, tiene una baja renta, poca educación y es políticamente conservador) es una losa que la persigue toda su vida. Uno de los jueces llega a confesarle que nunca recibirá buenas calificaciones porque no encarna la imagen que Estados Unidos quiere proyectar.

Y es real. Sí. Está basada en testimonios de sus protagonistas. Pero... ¿totalmente real? Como se adelanta al principio de la película, los testimonios son la mayoría de las veces contradictorios. Incluso la descripción de la primera cita entre Tonya y su ex-marido no coincide. Os dejamos algunos detalles que la película narra de forma distinta a como parece que sucedieron las cosas:

  • LA RELACIÓN CON NANCY: Tonya comenta que se llevaba bien con Nancy antes del ataque. De hecho la película muestra una escena de ambas compartiendo cuarto en una de las competiciones y riéndose mientras están fumando. Pero en el documental "The price of gold" se asegura que nunca llegaron a ser amigas. Tal y como le inculcó LaVona: "¡Oye, deja de hablarle! Esa chica es tu enemiga. No vienes a hacer amigos."
  • LA RELACIÓN CON SU MADRE: Pese a que en la película se muestra el maltrato que Tonya sufría ya desde niña, su madre aseguró en una entrevista que los abusos empezaron cuando se hizo adolescente. Parece un poco difícil que alguien se pueda volver un agresor de repente... además hay testigos que la vieron pegarla antes de una competición y eran constantes sus gritos y desprecios desde las gradas mientras su hija entrenaba.
  • ALGUNAS VERDADES MÁS: LaVona sí tuvo un periquito es su hombro izquierdo durante toda la entrevista (¿?!), y también cosía la ropa de Tonya para los campeonatos (hasta que Tonya empezó a hacerlo ella misma). Tonya sí obtuvo peores puntuaciones y cero apoyo por parte de los patrocinadores durante toda su carrera debido a su origen humilde y sus ademanes poco elegantes. También es cierto que el atacante de Nancy rompió una puerta de cristal para escapar en un alarde de "profesionalidad". Y es cierto que Tonya paró su ejercicio para que le dejaran reparar los cordones de sus patines. Y sí: Tonya fue la primera mujer americana en atreverse a hacer un "triple axel" durante una competición... y lograrlo!
  • ALGUNAS MENTIRAS MÁS: Tonya nunca le dijo al juez "Suck my dick", aunque tras ver la película declaró que ojalá lo hubiese hecho. Y tampoco se hizo un abrigo con pieles de conejo (de niña le exigieron un abrigo de pieles para competir y, al no tener dinero para conseguirlo, en la película su padre acaba haciéndoselo con las pieles de los conejos que cazan en el bosque).

Por cierto, el "triple axel" tuvieron que recrearlo por ordenador para la película porque pese a que Margot Robbie hizo varias escenas patinando, este salto es tan técnico que sólo dos mujeres en el mundo podrían haberlo hecho mientras se rodaba la peli... y ambas se estaban preparando para las olimpiadas de invierno de 2018 y no querían arriesgarse por aparecer en la película. El original lo podéis ver aquí:

BONUS TRACK: se llama "Yo, Tonya" haciendo un paralelismo con "Yo, Claudio" :)

¿Nunca me dejarán patinar de nuevo? ¿No podré...? ¿Nunca? Digo... Prefiero ir a la cárcel. Por favor. Su señoría. No tengo educación. Todo lo que sé es patinar. Eso es todo lo que sé. Y yo... no soy nada...

En el primero bloque de fotos: a la derecha la persona real, a la izquierda el actor o actriz que lo interpreta.